Cerveza Monsteiner, un oasis en la globalización

Cerveza Monsteiner, un oasis en la globalización

- in Permacultura
1523
0

La fábrica de cerveza Monsteiner acaba de celebrar su décimo cumpleaños. La cervecera, situada en la pequeña localidad de Monstein, en Suiza, es todo un ejemplo de actividad económica local y sostenible. La cervecera Monsteiner, cuya factoría se encuentra a 1620 metros de altura sobre el nivel del mar (es la cervecera situada a mayor altitud en toda Europa) es la creación de cuatro amigos de la localidad de Monstein, en Suiza, quienes, hace diez años, decidieron crear su propia cerveza utilizando las aguas del manantial local.

Las aguas blandas provenientes de la montaña resultaron sorprendentemente adecuadas para la elaboración de cerveza y la empresa que nació de esta idea, Monsteiner, hoy en día tiene como eslogan: “nuestra agua, nuestra cerveza”. Una vez descubierta la calidad de su producto y, convencidos de que querían sacar adelante el proyecto, a los cuatro amigos sólo les faltaba el capital necesario para crear su cervecera. Para resolver la cuestión económica, decidieron iniciar una campaña en internet con el objetivo de captar socios accionistas para una empresa que ofrecía un reparto de dividendos en forma de dos litros anuales de cerveza. Apenas iniciada la campaña recibieron más de 700 solicitudes provenientes del mundo entero, desde China a EEUU, pasando por Suecia y África. Así nació la sociedad internacional «BierVision Monstein», que hoy en día cuenta con 1.100 socios en todo el planeta.

Desde entonces, la pequeña localidad suiza se ha convertido en una atracción turística gracias a la cervecera. Situada a tan sólo veinte minutos de la famosa ciudad balneario de Davos, grupos de estudiantes, turistas internacionales, mujeres deportistas… visitan cada día las instalaciones de la empresa y el pueblo que la alberga.

Monstein, que cuenta con 200 habitantes y todo el encanto de los pintorescos pueblos suizos, es conocida como «la última parada para una cerveza antes del cielo». Debido al carácter conservador del mercado suizo, las cinco variedades de cerveza que produce la cervecera Monsteiner son muy similares a las variedades más populares de Alemania. Sin embargo, en un mercado en el que predomina el poder de las grandes marcas (la cervecera danesa Carlsberg es propietaria de la tradicional marca suiza Feldschlösschen, la holandesa Heineken adquirió Calanda en 1993), la aventura de estos cuatro amigos y su cerveza local, que se encuentra en todos los bares a 30 kilómetros a la redonda y que puede adquirirse en los supermercados suizos Coop, resalta el valor del éxito de la pequeña cervecera. Su variedad ecológica SteinBock, certificada por el organismo suizo BioSuisse, es una especialidad procedente de la tradición celta, con un alto porcentaje de alcohol, que merece la pena probar.

Biervision Monstein

Más información (en alemán)

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.