Carencia de proteínas, el falso dogma anti vegetariano.

Carencia de proteínas, el falso dogma anti vegetariano.

- in Alimentacion
2605
0
Algunos vegetales contienen más y mejores proteínas que la carne
Muchos informes de médicos nutricionistas han incidido en que una dieta vegetariana no contiene todos los nutrientes que se necesitan para un buen funcionamiento del organismo. La carencia de proteínas es una afirmación común cuando se critica a alguien que se declara vegetariano o vegano. Sin embargo, analizada rigurosamente mediante estudios realizados los últimos 20 años, la dieta vegetariana cumple con todos los requisitos nutricionales que necesita el organismo del ser humano, especialmente en lo relacionado con el aporte de proteínas.

Esta especie de mito infundado lo propagó desde siempre la industria de la carne para mantener su negocio a salvo. La gran parte de estudios que trataban de demostrar los peligros de seguir una dieta vegetariana o vegana, financiados por la industria cárnica, carecen de fundamento y resultan ya caducos.

 

Según los datos aportados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Aimentación y la agricultura (FAO), los nueve aminoácidos esenciales están presentes en cantidad y en proporciones suficientes en la mayoría de los alimentos de orginen vegetal.

 

Además, en lo referente a su contenido en proteínas, la FAO comparó cien alimentos y los 13 primeros son de origen vegetal: la soja con un 38,2%, el guisante con un 33,1%, las judias rojas y las lentejas con un 23,5% y el hongo de la levadura de cerveza con un 48%. La carne aparece lejos de los alimentos vegetales : el jamón de cerdo aparece en la posición 14 con un contenido proteinico del 22,5%.

 

Una alimentación normal a base de vegetales es de sobra suficiente para abastecer nuestras necesidades proteinicas. En cantidad y calidad.

 

La calidad de los vegetales contrasta con los problemas que causa una dieta a base de productos cárnicos. Un estudio reciente llevado a cabo por la EPIC , estamento europeo de investigación sobre la relación entre el cáncer y la nutrición, reveló que entre 521.000 personas estudiadas, aquellos que consumían más carne roja tenían un 35% más de riesgos de padecer un cáncer de colon que aquellos que lo hacían en menor cantidad.

Son muchos los estudios, pero algunos de ellos convencen más debido a su rigor y al prestigio de la institución que los lleva a cabo. Por ejemplo en 2012. la Universidad de Harvard publicó un estudio realizado sobre 100.000 personas a quienes investigaron durante varios años. Dicho estudio concluía que el consumo cotidiano de carne está relacionado con un aumento de un 18% de la mortalidad relacionada con problemas cardiovasculares en los hombres y un 21% en las mujeres.

Entre quienes consumen mucha carne roja habitualmente, bastaba sustituir la carne por cereales integrales y otras fuentes de proteínas para que el riesgo de mortalidad precoz disminuyera un 14%.

Carne y lácteos contaminados por agentes cancerígenos.

Por otra parte, debido al fenómeno de la bioconcentración, la carne contiene aproximadamente 14 veces más residuos de pesticidas que las verduras. Los lácteos contienen también 5 veces más pesticidas que los vegetales. Esta bioconcentración se refiere a la acumulación de persistentes agentes contaminantes en los tejidos grasos de la carne de los animales.

Estos agentes contaminantes también se encuentran en la carne de los pescados criados en piscifactorías, alimentados a base de alimentos concentrados producidos, entre otros ingredientes, a partir de proteínas de origen animal. Se trata de moléculas que en su mayoría son cancerígenas y tóxicas para el desarrollo del sistema nervioso, especialmente de los niños.

Por lo tanto y después de analizar los estudios realizados en los últimos 20 años, afirmar que abstenerse de consumir productos de origen animal puede acarrear problemas graves de salud es científicamente inexacto y las recomendaciones que se derivan son inapropiadas.

Y por si no basta con los estudios, apuntamos un llamativo detalle : en Estados Unidos, una importante aseguradora con más de 9 millones de afiliados incita a los médicos a aconsejar a sus pacientes seguir una dieta a base de vegetales. En Gran Bretaña, otra aseguradora de vida propone reducciones de las cuotas de hasta un 25% a quienes sigan dietas vegetarias y veganas. Normalmente las aseguradoras no se equivocan al llevar a cabo este tipo de iniciativas.

 

Más información

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.