Cambio Climático: EEUU ante los dientes del lobo

Cambio Climático: EEUU ante los dientes del lobo

- in Permacultura
1597
0
El cambio climático llega a Estados Unidos

Hasta ahora no se había realizado un cálculo riguroso sobre el impacto que el cambio climático supondrá para la economía de Estados Unidos.

El reciente informe “Risky Business: The Economic Risks of Climate Change to the United States” plantea su enfoque a partir de unos cálculos de riesgo estándares que permiten determinar la magnitud de las potenciales consecuencias para cada región del país así como para determinados sectores de la economía en el caso de continuar por el mismo camino.

La particularidad de este informe es que está realizado por hombres de negocios y no por expertos científicos ni organizaciones ecologistas. Además, entre los autores del informe hay republicanos y demócratas, dos tendencias políticas que hasta ahora habían mantenido posturas opuestas en relación al cambio climático.


En efecto, el informe“Risky Business: The Economic Risks of Climate Change to the United States” (Los riesgos económicos del cambio climático) es obra de un grupo de hombres de negocios estadounidenses (Henry Paulson, Tom Steyer y Michael Blomberg) sobradamente conocidos para la opinión pública y provenientes de diferentes “culturas” políticasEn este contexto, el informe supone un punto de ruptura. Las conclusiones no se dirigen al lado sentimental de los ciudadanos y las empresas, esta vez van directas a la cartera. Según los autores esa es la forma de llegar a las empresas e implicarlas en la lucha contra el cambio climático.

Estados Unidos se enfrenta a unos enormes riesgos económicos derivados de los efectos del cambio climático. Debido a su tamaño y a su diversidad geográfica, estos riesgos varían ampliamente de una región a otra.

Los daños relacionados con tormentas, inundaciones y olas de calor ya están costando billones de dólares a las economías locales (en primer lugar New York con el huracán Sandy). En un contexto de aumento del nivel de los océanos y un clima cambiante, el informe Risky Business revela los costes de la pasividad de una forma sencilla de entender expresada en dólares y céntimos. Imposible de ignorar

La economía estadounidense ya ha comenzado a sentir los efectos del cambio climático. Estos impactos probablemente aumentarán su magnitud durante los próximos 5 a 25 años y afectarán futuras decisiones e inversiones que se tomen en sectores como la agricultura, la energía y las infraestructuras.

Infraestructuras.

En los próximos 15 años, el aumento del nivel del mar combinado con las tormentas, propiciará el aumento de  la media anual de gastos en toda la costa este y el golfo de México en una cantidad que irá de 2 a 3,5 billones de dólares. Si se añaden los daños potenciales que genera la actividad de los huracanes, el incremento anual de las pérdidas puede llegar a 7,3 billones de dólares, lo cual significaría que el precio anual  a pagar  por los huracanes y otras tormentas costeras puede alcanzar los 35 billones de dólares.

Agricultura.

La agricultura en Estados Unidos se ha caracterizado desde siempre por su capacidad de adaptación a ciertos cambios. Pero el reto al que se enfrentan actualmente muchos agricultores, especialmente en zonas del suroeste y el sur del país es una dura prueba sin precedentes. Sin adaptación, la mayoría de explotaciones en ambas regiones del país sufrirán pérdidas en sus balances generales de más del 10% en los próximos 5 a 25 años. Los cultivos de maíz, soja, trigo y algodón pueden generar pérdidas hasta de un 20%.

Energía.

Los cambios de temperatura que provoca el gas de efecto invernadero necesitarán probablemente la construcción de centrales eléctricas de más de 95 gigawatios (el equivalente aproximado de 200 plantas de carbón o gas) de potencia en los próximos 5 a 25 años. Los costes para los contribuyentes pueden alcanzar los 12 billones de dólares anuales.

Según afirman los creadores del informe “nuestras investigaciones muestran que, si continuamos por el mismo camino, varias regiones de Estados Unidos se enfrentan a unas perspectivas de serios daños económicos relacionados del cambio climático.

Sin embargo, si elegimos otro camino, si actuamos agresivamente para lograr adaptarnos y para mitigar los efectos disminuyendo las emisiones, podremos reducir significativamente la exposición a los peores riesgos económicos del cambio climático al mismo tiempo que demostramos nuestro liderazgo mundial al respecto.

Con este informe no pretendemos enfrentar a quienes dudan, más bien queremos llevar juntos al mundo de los negocios y al gobierno (incluyendo a todos, escépticos y creyentes), hacia  una honesta unión para que se analicen los potenciales riesgos con los que nos amenaza el cambio climático y poder así considerar si ha llegado la hora de elaborar una normas de seguridad propias”.

Informe Risky Business

 

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.