Calidad del aire, salud y economía

Calidad del aire, salud y economía

- in Noticias
1604
0

Según las estadísticas, la contaminación del aire en el Reino Unido causa tantas muertes como el tabaco entre los fumadores pasivos y los accidentes de tráfico. No cabe duda de que los datos que hacen referencia al número de fallecimientos son los que más llaman la atención, pero no por ello hay que olvidar los costes económicos derivados de los tratamientos en hospitales, las bajas laborales y los daños medioambientales que se derivan de la contaminación.

Los costes derivados de los tratamientos médicos, las bajas laborales y los daños medioambientales derivados de la contaminación del aire en el Reino Unido pueden alcanzar los 22.000 millones de euros, sin tener en cuenta que el incumplimiento de los acuerdos europeos sobre niveles de contaminación doméstica puede suponerle al país una sanción adicional de 335 millones de euros. La calidad del aire del Reino Unido ha mejorado en las últimas décadas. Sin embargo, recientemente se ha registrado un empeoramiento que dificulta el cumplimiento de la normativa europea. Los tres principales contaminantes son el óxido de nitrógeno (NOx), el nitrógeno y las partículas finas (PM).

El aire del Reino Unido es el más contaminado de la Unión Europea.

Un reciente informe parlamentario publicado por el Comité Medioambiental de la Cámara de los Comunes británica pone de manifiesto las causas y los errores cometidos y sugiere una serie de medidas dirigidas a mejorar la situación.

La mala calidad del aire que respiramos afecta a nuestra salud. Hay efectos a corto plazo que afectan al sistema respiratorio y otros más serios debidos a largas exposiciones que causan daños irreversibles en la función pulmonar. La contaminación del aire está vinculada a casos de cáncer, asma, bronquitis crónica y enfermedades cardiovasculares.

La industria y el transporte por carretera son las dos principales fuentes de contaminación, pero también representan un alto índice contaminante los hogares y la agricultura. La industria es el mayor emisor de NOx, con un 46%, y de PM con un 36%. El transporte por carretera contribuye con importantes emisiones de NO2 (30%) y de PM (18%). Las emisiones y la exposición varían en función del área.

El transporte por carretera es con mucha diferencia el que más afecta a los ciudadanos y el causante del 70% de la contaminación del aire en las áreas urbanas. Graves consecuencias La mala calidad del aire reduce la esperanza de vida de los ciudadanos británicos una media de 7 a 8 meses y causa la muerte a más de 50.000 personas al año. El aire contaminado también es responsable de numerosos daños a los ecosistemas. A pesar de que estos factores son sobradamente conocidos, la calidad del aire no se considera una prioridad en la agenda política , lo que dificulta el cumplimiento de las obligaciones que dicta la legislación europea al respecto. Los costes que genera la mala calidad del aire no están debidamente actualizados. Al realizar los balances, no se tienen en cuenta la totalidad de los efectos sobre la salud, los costes de los tratamientos, los daños medioambientales ni las multas que puede imponer la Unión Europea por incumplimiento de los objetivos marcados referentes a la contaminación doméstica. Para alcanzar dichos objetivos es necesario un cambio en la conciencia y en los comportamientos.

El transporte es el causante de la mayor exposición a los agentes contaminantes, por lo que es necesario llevar a cabo una modificación de su política. El análisis de los costes y beneficios es obvio: es necesario que la política priorice el tema de la contaminación del aire y adopte las medidas necesarias para que se puedan recoger los beneficios derivados de la mejora en la salud pública.

Informe del Parlamento

Gestión de la calidad del aire ambiente europeo

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.