Café Yorck52, ecología y colaboración

Café Yorck52, ecología y colaboración

- in Permacultura
1241
0

Yorck52 es un café que ofrece productos ecológicos y veganos. El local berlinés, que abrió sus puertas al público el 5 de junio 2010 (Día Mundial del Medioambiente), se presenta como Café y espacio de trabajo cooperativo y pretende conformar un punto de encuentro artístico e inspirador para todos los autónomos que trabajen normalmente desde sus domicilios.

Para los amigos de la alimentación ecológica y el trabajo creativo, el café Coworking Yorck52 abre sus puertas en Berlín. La oferta culinaria del establecimiento está compuesta por especialidades exclusivamente veganas, en parte crudas, provenientes del cultivo ecológico y, en la medida de lo posible, de proveniencia local. Todos los productos de importación provienen del comercio justo. Asimismo, el local está alimentado por energía verde. Timon, Birthe y Simon son tres jóvenes alemanes que se han propuesto realizar su sueño de crear un punto de encuentro donde la gente acuda para conocerse, hacer red y planificar proyectos.

Para ello, a partir del 7 de junio el café ofrecerá su espacio todos los lunes de 10.00 a 15.00 en lo que han denominado Coworking-Brunch. Estos desayunos se desarrollan en un espacio donde se pueden llevar a cabo las tareas diarias de alguien que trabaje en red, donde se tiene la posibilidad de crear infraestructuras sociales y donde pueden surgir posibilidades de cooperación para los autónomos que normalmente trabajan desde casa.

Los fundadores del café conceden una especial importancia al hecho de que los trabajadores puedan experimentar con su creatividad en el local, bien formando parte de su programa Coworking o bien mediante la participación en sus talleres de expresión corporal, creatividad, conferencias, y demás encuentros sobre temas ecosociales.

Más información

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.