Buscando la utopía en Brooklyn

Buscando la utopía en Brooklyn

- in Permacultura
1517
0

Gabriel ejerce de guía de naturaleza urbana en la ciudad de Nueva York. Cuando su novia le echó de casa por traer un pato abandonado, este enamorado de las aves decidió dejar su trabajo e irse a recorrer Europa en bicicleta, de la que sólo volvería a petición de un amigo para fundar un hogar utópico en la ciudad de los rascacielos… Así comienza My Intentional Life, la nueva tira cómica de la revista Grist, que relata el día a día de cuatro amigos que deciden vivir una vida más sostenible en Brooklyn, Nueva York.

Gabriel Willow es formador medioambiental y ofrece visitas guiadas sobre la naturaleza urbana a todo ciudadano interesado en conocer algo más que el tráfico y los restaurantes de la ciudad de Nueva York.

Además, desde finales de julio, Gabriel también es el principal personaje de la nueva tira cómica de la revista norteamericana Grist, My Intentional Life. El cómic recrea la vida real de este personaje y sus esfuerzos por llevar una vida sostenible en Brooklyn. Coescrita por Jennifer Prediger y Gabriel Willow, My Intentional Life relata las aventuras de cuatro amigos que deciden crear su propia utopía en la ciudad, sus éxitos y fracasos en el cultivo de sus propios alimentos, la cría de aves en el patio trasero y la apicultura en la cubierta de su edificio. La nueva sección de Grist plasma en clave de humor una realidad que, lejos de ser una moda pasajera, resulta un claro indicador de la reacción de los ciudadanos ante las imposiciones de la industria alimentaria. Esta tira cómica retrata la tendencia que se está viviendo en muchas ciudades del mundo, donde un creciente número de individuos de todas las edades y condiciones sociales comienza a comprobar las ventajas de cultivar sus propios alimentos.

Preocupado por la falta de calidad y por el exceso de componentes químicos de los alimentos convencionales, el ciudadano empieza a cuestionarse el actual sistema alimentario y a plantearse soluciones alternativas más respetuosas con su salud y con el medioambiente.

El hecho de cultivar sus propios alimentos no es simplemente un acto de rebeldía contra la tiranía de la industria alimentaria, sino que implica que los individuos empiezan a comprender el valor de pasar a la acción y la importancia de unirse para sacar adelante sus proyectos.

En su primera tira, Gabriel presentaba su edificio, cuyos ocupantes intentan vivir de forma más sostenible, y que cuenta con cuatro apartamentos, está dotado de una cubierta verde y de una granja de gallinas y un huerto en el patio trasero. Para aquellas personas que están íntimamente convencidas de que deberían pasar a la acción, pero que por diversas cuestiones aún no lo han hecho, este es el inspirador relato de cómo unos jóvenes sacan adelante una experiencia creativa para mejorar sus vidas y vivir de forma más acorde con el medioambiente.

My Intentioonal Life

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.