Bicicletas para el Mediterráneo

Bicicletas para el Mediterráneo

- in Permacultura
1639
0

En Europa, cada año 10 millones de europeos utilizan la bicicleta como medio de transporte durante sus vacaciones. La región italiana de Apulia, consciente del papel que desempeña una buena infraestructura para el fomento de un turismo sostenible, está coordinando el proyecto CYRONMED, que pretende crear una Red Ciclista Mediterránea única.

El uso seguro de la bicicleta como medio de transporte habitual y la implementación de redes de rutas ciclistas de corto, medio y largo recorrido integradas con los puntos de salida y llegada de otros medios de transporte, tales como estaciones de tren, autobús, puertos y aeropuertos, ayuda a desarrollar formas de movilidad sostenible, a reducir el consumo de petróleo, a combatir las emisiones de gases de efecto invernadero, a proteger el medioambiente, a fomentar las economías locales y a promover formas de vida más saludables.

Las regiones del sudeste mediterráneo ya se han dado cuenta del potencial de este medio de transporte para fomentar el turismo cultural, artístico, gastronómico y natural de la zona, y están trabajando en el proyecto CYRONMED, destinado a crear una red internacional de rutas ciclistas que faciliten al viajero la conexión con otros medios de transporte en el área ARCHIMED (Agrupación Europea de Cooperación Territorial Archipiélago Mediterráneo). Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud, en Europa, el 50% de los desplazamientos diarios en automóvil no supera los 5 km. y el 30% no supera los 3 km. Estas distancias podrían recorrerse a pie o en bicicleta, lo que implicaría notables beneficios para la salud de los ciudadanos y el medioambiente. La OMS recomienda realizar al menos media hora de ejercicio diario, y utilizar la bicicleta para los desplazamientos habituales. Por otro lado, el turismo en bicicleta es una forma de disfrutar de la naturaleza y divertirse sin dañar el medioambiente. Es bueno para la naturaleza, para la economía local y es una buena respuesta a un aumento de la demanda de “vacaciones activas”. El turismo en bicicleta es una de las formas de turismo más expandidas en el centro y el norte de Europa. Cada año, 10 millones de europeos disfrutan de unas vacaciones en las que, de una u otra forma, hacen uso de la bicicleta.

En el año 2005, el 45,4% de los alemanes utilizó la bicicleta durante sus vacaciones, y esta cifra no deja de aumentar. CYRONMED es un proyecto internacional que se está desarrollando en el área mediterránea cuyo objetivo es lograr una integración de los medios de transporte público (tren, autobús, avión, barco…) con los carriles para bicicletas existentes o previstos en la zona. De esta forma, además de fomentar un medio de transporte sostenible y limpio para los desplazamientos diarios de los residentes, el proyecto pretende colaborar con el desarrollo de una forma de turismo respetuoso con el medioambiente e interesado por la cultura local. Esta infraestructura permitirá acercar el patrimonio histórico, arquitectónico, natural, etc. al turista interesado.

Por otro lado, el aumento del número de cruceros por el sur del mediterráneo hace de esta inversión una necesidad. El desarrollo del cicloturismo es impensable sin una política de transporte integrada. Como es lógico, los cicloturistas se ven atraídos por los países que cuentan con infraestructuras adecuadas para el ciclismo, en los que los usuarios de transporte no motorizados se sienten seguros y cuentan con los servicios necesarios para que la estancia vacacional sea un placer.

El ciclismo se encuentra limitado en su crecimiento debido a la ausencia de infraestructuras adecuadas, al exceso de tráfico motorizado en las carreteras, la ausencia de terreno destinado al transporte no motorizado y a la escasez de conexiones entre las bicicletas y las diferentes estaciones de transporte público.

Los responsables políticos de la región italiana de Apulia, conscientes del papel que desempeñaba su territorio como nudo de conexión entre las redes de rutas ciclistas del norte de Europa y la balcánica y mediterránea, decidieron iniciar una cooperación internacional con el objetivo de crear una red ciclista mediterránea que uniera a la Red Ciclista Transeuropea, EuroVelo, con la red de rutas ciclistas italianas, Bicitalia. Así nació el proyecto CYRONMED (Cycle Route Network of Mediterranean), dirigido a identificar las principales rutas de cicloturismo de las redes transregionales y transnacionales sobre las que se basarían las nuevas redes regionales, provinciales y locales.

El proyecto pretende integrar los carriles para bicicleta de corto, medio y largo recorrido con otros medios de transporte en las áreas del sudeste mediterráneo, incluyendo estaciones de tren, puertos marítimos y aeropuertos. Esta iniciativa, la primera de su tipo en el sur de Europa, está siendo coordinada por el Consejo de Transporte de la Región de Apulia y cuenta con la participación activa de las regiones Basilicata, Campania y Calabria, además de los municipios griegos de Atenas, Karditsa, el ministerio de desarrollo urbano de Malta y la junta de turismo de Chipre. Las regiones en las que CYRONMED está fomentando este tipo de movilidad urbana y el cicloturismo son las comprendidas en los proyectos nacionales e interregionales del área Archimed, Eurovelo y Bicitalia.

El pasado marzo de 2010 el comité de la región de Apulia hacía público el comienzo de las obras de acondicionamiento de las rutas propuestas por Cyronmed. Red ciclista mediterránea CYRONMED

Rutas propuestas

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.