Bélgica crea su “Agencia Federal para el Medioambiente”

Bélgica crea su “Agencia Federal para el Medioambiente”

- in Noticias
4662
0

Los principales objetivos de esta nueva agencia serán apoyar y colaborar en la lucha contra el cambio climático y fomentar el consumo de productos sostenibles.

«Para reducir nuestro impacto sobre el medioambiente y luchar contra el cambio climático es indispensable que modifiquemos nuestros hábitos de consumo y de producción. Esto pasa por la adopción de normas de regulación de emisión de gases de efecto invernadero y otros contaminantes por parte de los bienes de consumo cotidiano«, explicó el Ministro de Medioambiente belga Paul Magnette. «La finalidad de dichas normas es reducir el impacto medioambiental de los productos en los diferentes estados de su ciclo de vida, desde la extracción de materias primas para su fabricación hasta su posterior reciclaje.

Los productos deben diseñarse de forma que limiten el uso de recursos naturales y energéticos y contribuyan a la reducción de residuos.

Esto es lo que se denomina “política de productos.» Desde hace dos años, Bélgica se está esforzando para aplicar unas normas más estrictas en lo concerniente a combustibles, calderas y equipos de calefacción. Para el Ministro, es necesario potenciar esta política y hacer de Bélgica un país pionero en esta materia en el contexto europeo. “Una política de productos sostenibles es también una forma de promover nuestras empresas, defendiendo su tecnología y su capital humano en el ámbito europeo e internacional”. La Agencia belga del Medioambiente velará por el cumplimiento de unos altos estándares de respeto medioambiental y de la salud de los ciudadanos, y apoyará a las empresas belgas en los mercados europeo y mundial. En junio de 2009, Bélgica adoptó dos planes dirigidos a mejorar la calidad del aire y de los productos: el “Plan Federal Aire” y el “Plan Federal Productos”. Esta agencia estará compuesta por equipos de la Dirección General de Medioambiente y del Ministerio de Sanidad, que trabajarán conjuntamente en la mejora de la política de regulación de productos y sustancias químicas.

Nuevas normas para los productos.

La calefacción.

El real decreto de 2009 exige una reducción de las emisiones de contaminantes para los aparatos de calefacción (calderas a gas y a gasoil). La calefacción es una fuente importante de contaminación atmosférica. Las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y de partículas representan un grave problema de contaminación y para salud humana. Las emisiones de NOx provenientes de la calefacción suponen un 12% del total de emisiones del país. El real decreto de 2009 eliminó del mercado belga un 30% de las calderas de gas, logrando una reducción de un 40% de emisiones de NOx provenientes de las mismas.

Los Pellets.

El real decreto concerniente a los pellets se rige por la misma lógica. Las exigencias se dirigen especialmente a la sostenibilidad de las maderas utilizadas, a la reducción de las emisiones de partículas y al buen funcionamiento de los aparatos de calefacción. De la misma forma que en el caso de las calderas, los importadores deberán responder a las exigencias de la normativa para introducir sus productos en el mercado belga. Los materiales de construcción La reglamentación abarcará otras categorías de productos tales como los de uso doméstico, materiales de construcción y productos que liberen sustancias químicas al aire.

Un ejemplo de estos productos son los tableros de madera, los productos decorativos, los productos de limpieza, los de mantenimiento de suelos, tejidos, desodorantes y ambientadores, velas, inciensos, colas, pinturas, decapantes de pintura, productos de cuidado corporal y estampados.

Para el revestimiento de suelos se fijará un límite máximo de emisión de sustancias químicas con el objetivo de luchar contra la contaminación de interiores. Los ambientadores deberán cumplir unos estrictos requisitos en lo referente a las emisiones de formaldehido y benceno. Además, Bélgica ha reclamado que se establezcan unos criterios de sostenibilidad relacionados con la biomasa sólida y prevé para 2020 que el transporte se abastezca de un 10% de combustibles renovables.

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.