Basilea cubre de verde sus tejados

Basilea cubre de verde sus tejados

- in Permacultura
2722
0
Basilea reverdece sus cubiertas para ahorrar energía
La ciudad de Basilea, al norte de Suiza, es conocida por sus iniciativas dirigidas a lograr una mejor calidad del aire, un menor consumo de energía en las viviendas tanto particulares como en los edificios públicos y,  en general,  por su interés en armonizar la vida urbana y un alto nivel de bienestar. Los desplazamientos en bicicleta por la ciudad aumentaron de forma progresiva durante los últimos años al mismo tiempo que aumentaba el uso del coche compartido eléctrico y se iniciaba un ambicioso proyecto de aislamiento térmico de todos los edificios de la ciudad tanto públicos como particulares. En otro orden de cosas, Basilea obliga desde 2001 a todos los propietarios de inmuebles (oficinas, comercios y vivienda particular) a “reverdecer” sus cubiertas. A día de hoy un tejado o cubierta de cada cuatro alberga ya una capa vegetal verde.

 

Las cubiertas verdes de Basilea suponen un record mundial. En 2020, una de cada tres cubiertas estará tapizada de verde. Estos tapices vegetales no son sólo una apuesta estética, sino que constituye una de las principales herramientas de las ciudades en su carrera para adaptarse al cambio climático. Tapizar un tejado plano mediante una capa vegetal con su sustrato que puede alcanzar los 30cm, mejora enormemente el aislamiento del edificio.

En verano, un tejado de un edificio cubierto de alquitrán puede alcanzar una temperatura de 80 grados, lo que propiciará un aumento de 3 grados de la temperatura ambiente del inmueble situado justo debajo. Este mismo tejado, una vez reverdecido por una capa de sustrato y plantas, no afecta en absoluto la temperatura de las estancias inferiores. Por otro lado, al evitar que los rayos ultra violeta del sol impacten en el techo, la cubierta vegetal aumenta de forma considerable su esperanza de vida.

Estos tapices vegetales están compuestos en su mayoría por sedum y musgo, lo que propicia una gran absorción de agua de lluvia que, una vez almacenada, se reenvía a la atmósfera en forma de gas (evaporación) y en forma líquida mediante un efecto retardante. Este efecto  provoca que,  cuanto más grandes son las superficies vegetales, menos riesgo de desborde corren los desagües en épocas de abundantes lluvias.

Desarrollar la evaporación y la transpiración de las cubiertas significa de alguna forma rociar y refrescar la ciudad durante las horas más calurosas.

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.