Barrios sin coches

Barrios sin coches

- in Noticias
2221
0

Ya existen diez barrios sin automóviles y numerosos proyectos en Holanda, Alemania, Austria y en Gran Bretaña. Son barrios diseñados y pensados para que sus vecinos vivan sin automóvil.

La gente que vive sin coche debe, pese a todo, soportar las molestias de aquellos que sí poseen uno o varios por hogar. Si aquellos que eligen vivir sin coche se reúnen en un mismo barrio, las molestias se disipan y los niños pueden jugar fuera sin miedo a atropellos.

Los barrios sin coches se pueden clasificar en dos categorías : Los auténticos barrios sin coches La mayoría de los barrios ya existentes y de los proyectos en marcha pertenecen a esta categoría. Sus habitantes no poseen ningún automóvil y todo tipo de circulación motorizada queda prohibida en el interior del barrio (excepción hecha para urgencias etc). Hay algunas plazas de aparcamiento disponibles a la entrada del barrio ( 0,1 a 0,2 coches por hogar ), según el caso, para coches de “auto compartido” y algún otro tipo de excepción.

Barrios “pobres” en coches.

En este tipo de barrios, las plazas de aparcamiento están limitadas a 0,5 por hogar y reagrupadas en aparcamientos colectivos a la entrada del barrio, sin embargo, los coches tienen permitido la circulación por el interior del barrio. Este tipo de permisividad provoca una pérdida de calidad de vida y bastantes conflictos. En Ámsterdam, en el barrio “pobre” en coches de Westerpark, que es uno de los pioneros, recomiendan la prohibición total de la circulación de coches por el interior de los futuros barrios en proyecto.

Hay mercado.

Al principio, los promotores de este tipo de barrios se decidían, por miedo a no encontrar inversores, por la construcción de barrios de modalidad mitad- mitad. Pero la experiencia viene demostrando que los barrios sin coches puros son muy demandados y las encuestas muestran que los habitantes de dichos barrios están muy contentos y satisfechos con su elección. Hay un mercado para los barrios sin coches. En Suiza, los hogares sin coches son ya un 20%, en ciudades como Basilea (Basel) se alcanza un 49%. Según diferentes estudios, se puede contar con que un 2% de los hogares urbanos son susceptibles de instalarse en un barrio sin coches. Los barrios sin coches se integran en el tejido urbano, preferiblemente en emplazamientos a los que llega el transporte público y en los que tanto comercios como colegios se encuentran a distancias que puedan ser recorridas a pie.

Por lo general se trata de terrenos baldíos como por ejemplo antiguas instalaciones militares o ferroviarias o bien terrenos libres por diferentes razones. Su tamaño es variable, en Bremen, Alemania, hay un barrio de 0,08 hectáreas y en Berlín, el barrio sin coches que hay en Mitte abarca 13 hectáreas. Los constructores o autores de este tipo de proyectos buscan un tipo de habitante que genere una mezcla socioeconómica, así destinan una parte al alojamiento en propiedad y otra al alquiler, con una parte de alojamientos subvencionados y otra reservada para personas con discapacidades. Por supuesto, todos los barrios ofrecen diferentes servicios que facilitan la vida sin coche.

A parte de la ausencia de ruido y de peligro de atropello, se pueden citar algunas ventajas más : – Tanto los precios de venta como de alquiler son un 20% inferiores a la vivienda convencional gracias al ahorro del coste de los aparcamientos, a la elevada densidad y a otro tipo de ahorros que resultan posibles debido a procesos participativos. De esta forma,una familia con ingresos modestos puede adquirir una vivienda en propiedad. Hay que resaltar que en algunos barrios sin coches, los futuros habitantes eligen invertir el dinero ahorrado en equipamientos colectivos antes que repartirlo entre los habitantes. – Estos barrios disponen de espacios libres de gran calidad, además se dispone de sitio para la vegetación y zonas recreativas etc. También hay que citar los aspectos problemáticos aunque no irresolubles, como por ejemplo: – La obligación legal de crear plazas de aparcamiento. *Esta obligación – o ,en algunos cantones suizos, la de pagar una tasa de compensación si no se crean esas plazas de aparcamiento que obliga la ley- es uno de los problemas centrales para la construcción de barrios sin coches.

En Alemania, las disposiciones varían según los estados federales o las comunas, y varios estados han modificado sus leyes para eliminar esta dificultad. – Como lograr la ausencia real de coches en el barrio Se han pensado dos soluciones para este de problema. *La primera consiste en el compromiso formal de los habitantes, ya sean propietarios o inquilinos, de no comprarse coche. Se prevén excepciones para personas que, en un momento dado, tengan una necesidad “existencial” de tener un vehículo. *Una segunda solución es que los habitantes no se comprometan a nada, simplemente no hay ninguna posibilidad de aparcar ni de circular, ni por el interior ni por los alrededores del barrio. Los procesos de elaboración de proyectos de barrios sin coches son uno de los aspectos más interesantes del asunto. Por una parte, la iniciativa la toma una sociedad, y por otra, los interesados en habitar en este tipo de barrios son invitados a participar con sus ideas en el proyecto. Los barrios sin coches se construyen casi siempre con una intensa participación de sus futuros vecinos, esta participación es sana pero en algunas ocasiones alarga y complica el proceso.

La alta participación en la concepción de estos barrios da lugar a muchos detalles innovadores. La arquitectura es muy personal y variada y contrasta con la monotonía de los grandes barrios habituales. En todos los casos los espacios exteriores con tratados con mucho cuidado y atención. La conciencia ecológica forma parte de la mayoría de proyectos. Una alternativa a la huída al campo Dentro de una perspectiva de desarrollo urbano sostenible, los barrios sin coches son un modelo de futuro. Permiten una construcción densa y al mismo tiempo ofrecen una alta calidad de vida. Familias que actualmente emigran a la periferia, encuentran en la ciudad un medio ideal para sus niños.

Fuente

Más sobre el tema

+

++

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.