Banca Ética Europea. El banco para una nueva economía

Banca Ética Europea. El banco para una nueva economía

- in Noticias
1277
0

El concepto de Banca Ética está adquiriendo muchos adeptos. La Banca Ética la forman aquellas entidades financieras cuyo objetivo prioritario es la financiación de actividades cuyo impacto social sea positivo sin descuidar el aspecto de los beneficios económicos.

Los planteamientos de la banca ética son abiertos,es decir, el cliente conoce el destino de sus ahorros y, además, el carácter social de estas entidades, hace que el dinero ayude a colectivos olvidados por el sistema convencional.

Existen dos modelos básicos dentro de la Banca Ética, el anglosajón, que se caracteriza por dirigir los ahorros a unas iniciativas concretas y cuyo equipo de dirección se compone de pocos miembros, y el modelo latino, en el que destaca la fuerte participación de todos los inversores en la totalidad de proyectos de la entidad, se trata de una asociación cooperativa. En 2010 verá la luz la primera banca ética alternativa europea (BEE). Será a raíz de la fusión de la francesa “La Nef”, la italiana “Banca Popolare Ética y la española “Fiare”. La nueva banca ética adoptará el estatuto de cooperativa europea. El objetivo es dotar al sector de la economía social y solidaria de una institución bancaria que se dedique a la creciente demanda de una finanza al servicio del hombre, del ciudadano.

El ahorro solidario es un medio de apoyar a sectores e iniciativas que participan en un desarrollo equitativo de nuestra sociedad. Este tipo de sistema financiero se desarrolló en Europa hace unos veinte años con el objetivo de favorecer la financiación de proyectos que estaban excluidos de los sistemas bancarios convencionales. Hoy en día, existe una gran variedad de inversiones solidarias en varios países europeos. El proyecto de una banca alternativa europea viene madurando desde el agrupamiento, en 2001, de instituciones financieras en el seno de la Federación Europea de Bancos Éticos y Alternativos (FEBEA), y desembocará en 2010 con la fusión de tres de sus miembros: desde Francia “La Nef”, desde Italia, “Banca Popolare Ética” y desde España, “Fiare” que se convertirán en Banca Ética Europa. Según un portavoz de la “Banco Popolare Ética”, “el desarrollo de la finanza ética nos obliga a encontrar respuestas adaptadas a las expectativas cada vez más elevadas de nuestros socios”. La actividad de la nueva banca se centrará en la creación y desarrollo de empresas y asociaciones medioambientales, en la economía solidaria o la solidaridad internacional y en la creciente demanda de ahorro ciudadano responsable.

El banco italiano consiguió en estos últimos tres años una tasa de crecimiento del 20 al 30%, tanto en la captación de ahorros como por el balance de créditos. Por parte de “La Nef”, la concesión de préstamos creció un 28% en 2008 mientras que el ahorro continúa creciendo con un 18%. La futura banca comenzará con un patrimonio de 100 millones de euros, un ahorro de 1.200 millones y 50.000 socios. Esta fusión responde al deseo de la banca alternativa de reafirmar su rol frente a los bancos convencionales que desarrollan departamentos y productos éticos (obra social). Aunque con balances muy inferiores, la banca ética debe acreditar una transparencia en sus gestiones que la diferencie de la banca tradicional cuando ésta opera con productos éticos. La banca ética debe ser protagonista de un nuevo sistema financiero. El modelo de la nueva Banca Ética Europa se deberá inspirar en la experiencia italiana o latina, cuya dirección central está sometida desde su creación en 1995 a una fuerte descentralización del poder de decisión hacia grupos de socios locales. La participación del accionariado se gestiona mediante una fundación cultural. En 2008, se elaboró un manifiesto conjunto en los tres países con el fin de consolidar los grandes principios que dirigirán la gestión del ahorro como un bien común al servicio de la economía real. 2009 servirá para perfeccionar el modo de gestión y preparar el cambio hacia la nueva estructura. La sede de esta nueva y alternativa Banca Ética Europa se instalará en Italia y se elegirá un vicepresidente en cada país. Los clientes de la BEE serán básicamente de dos tipos, por una parte, dado el carácter social de la entidad, estarán las sociedades que invertirán en cooperativas y asociaciones locales y por otra los clientes deseosos de ver sus ahorros invertidos en sectores o actividades acordes con sus ideas y conciencia. La BEE deberá jugar la carta de los servicios en red aunque sin perder el gusto del banquero itinerante, capaz de desplazarse a un determinado terreno para reunirse o encontrar nuevos clientes. Como explica un portavoz del futuro banco, “Seremos un banco sin distancia”.

Saber más sobre el tema

+

++

+++

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.