Ayudar al hombre y a los animales

Ayudar al hombre y a los animales

- in Noticias
1590
0

Según afirmaba un informe publicado el pasado mes de diciembre, la agricultura y ganadería tradicionales son vitales para la conservación de las especies en peligro de extinción en los países en vías de desarrollo.

Según un nuevo estudio llevado a cabo por la Universidad de East Anglia (UEA), varias especies en peligro de extinción en los países en vías de desarrollo dependen completamente de la agricultura y la ganadería tradicional para su supervivencia. El estudio, que se publicó el 4 de diciembre 2011 en la revista especializada Conservation Letters, concluye que muchas especies utilizan las tierras de cultivo no para ampliar su hábitat natural, sino porque sin ellas acabarían extinguiéndose. Así, ciertas especies, tales como el Ibis de Hombros Blancos de Camboya, la Avefría Sociable de Kazajistán y la Alondra de Sidamo de Etiopía dependen de los habitantes locales y sus métodos agrícolas. Los mayores beneficios para estas especies provienen de las comunidades locales que practican la agricultura tradicional con un bajo impacto medioambiental. Algunas de las prácticas más valiosas incluyen el pastoreo de ganado en tierras donde se alimentan y reproducen las especies en vías de extinción, así como el cultivo de cereales, que proveen una rica fuente de alimentos.

“Los esfuerzos conservacionistas en los países en vías de desarrollo concentran su atención en la fauna salvaje y los hábitats vírgenes, por lo que hasta la fecha la actividad del ser humano se ha considerado un problema. Sin embargo, existen numerosas especies en peligro de extinción (en especial aves, pero probablemente gran cantidad de otro tipo de animales) cuya existencia depende enteramente de las tierras donde se practica este tipo de agricultura y ganadería”, afirma el autor Hugh Wright, de la Facultad de Estudios Medioambientales de la UEA. Muchos de los sistemas tradicionales de cultivo y ganadería que benefician a estas especies se encuentran ahora en peligro debido a la agricultura industrial y a gran escala y debido al desarrollo económico local. Es urgente identificar las zonas en las que se practica un tipo de agricultura y ganadería sostenible y apoyar a los habitantes locales para que puedan continuar con sus métodos tradicionales, que ayudan a conservar esta biodiversidad única”. En Europa llevan ya tiempo poniéndose en práctica métodos conservación de la biodiversidad que fomentan e imitan los métodos tradicionales de cultivo y ganadería, pero en los países en desarrollo es muy raro constatar la aplicación de este tipo de medidas. Los investigadores de la UEA han descubierto al menos 30 especies amenazadas o a punto de estarlo que dependen de las tierras agrícolas en los países en vías de desarrollo, pero es muy probable que futuros estudios encuentren muchas más. En aquellos lugares donde las comunidades locales se encuentran amenazadas por la agricultura industrial, lo que a menudo conlleva la expulsión de muchos habitantes de sus tierras, la conservación puede servir como una solución para ambas partes, ayudando a salvaguardar la subsistencia agrícola para los locales y para la fauna salvaje.

En otros casos, las comunidades locales podrían percibir beneficios económicos o ayuda para el desarrollo a cambio de continuar con sus prácticas agrarias beneficiosas para la conservación de la biodiversidad. Esto no significa que se frene el desarrollo, sino que es necesario establecer una estrategia que logre compensar de forma adecuada aquellas posibilidades de subsistencia que se vean afectadas por la aplicación de las medidas de conservación. “Hemos visto cómo se denegaba el acceso de los habitantes más pobres a sus pastos y zonas de pesca tradicionales cuando estas se destinaban a la producción intensiva de arroz”, afirma el coautor del informe, Dr. Paul Dolman. “A pesar de que este tipo de producción agraria sirve para proveer alimentos para la exportación y contribuye al desarrollo de la economía nacional, los habitantes locales pueden sufrir las consecuencias, así como las aves en peligro que solían habitar estas tierras. Mediante la identificación de la relación entre los humanos y las especies en peligro de extinción creemos que es posible ayudar a ambos”.

Fuente

Más información

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.