Automóviles: 373 millones de euros anuales

Automóviles: 373 millones de euros anuales

- in Noticias
1765
0

373.000 millones de euros. Esta es la cantidad a la que asciende la factura del automóvil en Europa y que pagaremos todos. El automóvil en Europa supone una carga para los ciudadanos independientemente de que se posea o no uno en su garaje. Si se suman las inversiones públicas necesarias para la circulación de los automóviles, las diversas tasas, especialmente las concernientes a los combustibles fósiles, el resultado es, según une estudio llevado a cabo en la Universidad Técnica de Dresden, Alemania, que por cada automóvil matriculado en Europa se generan 1600 euros de gastos anuales.

La suma total de todas estas “externalidades” alcanza los 373.000 millardos de euros anuales, aproximadamente un 3% del P.I.B europeo. Los costes del automóvil, según el estudio de la Universidad Técnica de Dresden, este de Alemania, no son sufragados exclusivamente por los conductores mediante las tasas y demás impuestos. El ciudadano europeo también se ve afectado económicamente por los gastos externos derivados del automóvil. Si bien el conductor de un automóvil paga una importante parte de estos gastos a través del seguro, de las tasas por el combustible, los permisos de circulación, los peajes de las autopistas, las multas etc, hay otros gastos derivados del uso de este modo de transporte contaminantes que afectan al resto de ciudadanos. Por ejemplo el conductor de un automóvil no paga por las pantallas anti ruido de las carreteras, los cuidados de las personas que enferman por los ruidos del tráfico, la contaminación o incluso por los accidentes en carretera. Si además se añade el cambio climático y la disminución de la biodiversidad causada por la contaminación y el transporte de combustible, la suma resultante sería aún mayor. ¿Quién paga entonces? El estudio alemán pretende alertar sobre el hecho de que las personas que viven a lo largo de avenidas principales en las que la densidad de tráfico es alta, los contribuyentes y las personas de edad que no poseen un vehículo motorizado, los países vecinos, los niños y las generaciones futuras están de una u otra forma subvencionando el tráfico actual. Contrariamente a los que muchos conductores creen, los automovilistas, a través de impuestos directos y demás cargas fiscales, no financian los daños que producen.

Por lo tanto, a corto plazo, esta “tarifa” falsa anima a muchos conductores a tomar decisiones económica y socialmente erróneas. El estudio se apoya en el método IMPACT (Internalisation Measures and Policies for All external Cost of Transport), elaborado por la Unión Europea en el marco de la directiva Eurovignette, que añade una base normalizada al conjunto de medidas de internalización. Además el estudio se basa también en otro tipo de fuentes como el la Convección metodológica para el cálculo de las externalidades medioambientales que produce la Agencia Federal Alemana del Medio Ambiente así como en varios estudios sobre los costes externos, realizados en varios países europeos.

Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.