Alimentos del cielo

Alimentos del cielo

- in Alimentacion, Permacultura
2445
0
Un suipermercado de Londres cultiva alimentos en la cubierta de edificio

Este huerto comunitario en la cubierta de un edificio produce los alimentos que se venderán en el supermercado situado en los bajos el mismo. Además, la cubierta es un centro de formación para los habitantes de la comunidad.

Food from the Sky (Alimentos del Cielo) es un proyecto de colaboración entre el supermercado Thornton´s Budgens, en la zona norte de Londres, y la emprendedora Azul-Valerie Thome.

La proximidad de los alimentos es un reto de futuro

El cambio climático, la inseguridad alimentaria, la falta de resiliencia, el cénit del petróleo… son problemas que nos atañen a todos y de los que no dejamos de oír hablar.

¿Cuántas veces hemos pensado que ha llegado la hora de ponernos manos a la obra?

En Londres, una comunidad ha iniciado una colaboración con su supermercado y está luchando por cambiar la realidad de la distribución de los alimentos. En la cubierta del edificio en cuya planta baja se ubica el supermercado, se cultivan frutas y hortalizas, setas y hierbas con métodos de la agricultura ecológica.

Además, la comunidad tiene previsto crear una colmena de abejas según el método de apicultura natural. Los niños y otra gran diversidad de miembros de la comunidad participan en el cultivo de estos alimentos que se venden en el supermercado de debajo cada viernes.

“Food from the Sky” es fruto de una idea concebida por Azul-Valerie Thome. En sus conversaciones con Andrew Thornton, gestor de dos supermercados de Budgens, este le mostró la cubierta del edificio y ella decidió que era ahí donde quería llevar a cabo su proyecto.

El cultivo en terrazas crece en todo el mundo

Todo comenzó con una grúa que depositó en la cubierta del edificio diez toneladas de compost y trescientos contenedores verdes de reciclaje procedentes de donaciones.

Esto ocurría en mayo de 2010 y, tan sólo cinco meses después, la cubierta de cemento se había convertido en un vergel que cada viernes abastece las estanterías del supermercado de debajo.

“Food from the Sky” es un proyecto pionero que se basa en los principios de la permacultura: el respeto a la tierra, a los seres humanos y el desarrollo de la conciencia de comunidad.

Según Peter Budge, las condiciones son perfectas para las plantas: el calor de la calefacción y del sistema de iluminación del supermercado llegan hasta la cubierta, por lo que las semillas no mueren con las heladas.

Además, no hay caracoles ni babosas, y los CDs que cuelgan de la valla periférica mantienen a raya a las palomas. Los problemas de seguridad alimentaria, cuidado de la biodiversidad, resiliencia, distribución de alimentos y cómo podemos utilizar los alimentos como vehículo saludable para el cambio en la industria alimentaria son los conceptos básicos en los que se asienta “Food fron the Sky”.

El proyecto, además, cuenta con programas de formación en materia de sostenibilidad tanto para niños como para adultos.

Entre otros, el programa de formación “seed2seed”, que comenzó en marzo de 2011, es un curso de un año de duración en el que se aprenderá a cultivar alimentos, así como los principios básicos de biodiversidad y vida sostenible en la ciudad. Además, el proyecto organiza talleres para profesores y para profesionales del sector de la alimentación.

Además, el proyecto ha transformado en tan sólo seis meses la triste cubierta de hormigón de un edificio en un ecosistema propio, en el que los insectos, los pájaros, las personas, el sol y la tierra han colaborado para devolver la vida, los alimentos y la conciencia de comunidad.

El proyecto está reuniendo información en formato de libro para que otras organizaciones y supermercados puedan cumplir los requisitos de responsabilidad social corporativa de una forma dinámica y amena que involucre a toda la comunidad desde personas hasta abejas, mariposas y otros escarabajos, flores silvestres y alimentos ecológicos, siempre teniendo en cuenta que tenemos que dejar nuestro hogar en mejores condiciones de lo que lo encontramos. 

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.