Acabar con los crímenes contra la naturaleza

Acabar con los crímenes contra la naturaleza

- in Noticias
1753
0

Actualmente hay delitos tipo, es decir, aquellos que la opinión pública entiende como condenables sin ningún tipo de réplica. Algunos de estos delitos son incluso catalogados como crímenes contra la humanidad por la magnitud del daño que causan a quien los sufre. Sin embargo, hasta hoy el ámbito legal y judicial ha entendido los daños causados a la naturaleza de una forma un tanto ambigua, a pesar de que en el planeta contamos con numerosas catástrofes industriales relacionadas directamente con la actividad humana que se podrían catalogar como “Ecocidios”. Ahora, una iniciativa popular pretende que el Ecocidio sea reconocido en el ámbito legal y penal como un crimen contra la humanidad y que sus responsables sean acusados y juzgados de forma proporcional al daño que causaron.

Esta iniciativa ciudadana europea nació a raíz de una proposición de la jurista internacional Polly Higgins, que sugiere que el Ecocidio sea catalogado como crimen contra la paz, cercano a los crímenes contra la humanidad, los crímenes de guerra y los genocidios. En abril de 2010, Polly Higgins presentó una propuesta de ley a la ONU, con el propósito de que se llevaran a cabo enmiendas de las reglas de funcionamiento de la Corte Penal Internacional. Para ello inició la campaña “Erradicating Ecocide”.

El objetivo de esta acción popular consiste en que, desde el momento en que se reconozca el Ecocidio, se consideren penalmente responsables las personas que hayan cometido crímenes contra la naturaleza y el medio ambiente. A día de hoy, las directivas existentes no reconocen el principio de responsabilidad jerárquica salvo que se demuestre que el delito fue cometido con la intención de obtener beneficios personales.

La directiva de Ecocidio pretende que se reconozca y penalice la responsabilidad de las personas físicas según el principio de superioridad jerárquica, sean quienes sean, e incluso cuando el delito se hubiera cometido sin intención de obtener beneficios. Según la portavoz de la iniciativa popular, la jurista francesa Valérie Cabanes, “con esta directiva deseamos que se reconozca la responsabilidad de las personas que deciden llevar a cabo inversiones, innovaciones y determinados métodos de producción”. Si se logra el éxito que se busca, las cosas pueden cambiar significativamente en muchos ámbitos. Por ejemplo, será ilegal estar implicado en casos de Ecocidio tanto para ciudadanos como para bancos o sociedades. Todo Ecocidio cometido en la Unión Europea será castigado. Para que la iniciativa pase a la siguiente fase y pueda ser aprobada se necesitan un millón de firmas provenientes de 7 países diferentes y se deben haber recogido antes del 21 de enero de 2014. Una vez alcanzado el objetivo de las firmas, la Comisión Europea estará obligada a examinar la proposición con los creadores y organizadores, a quienes les dará la oportunidad de explicar sus posturas e ideas.

 Una definición de Ecocidio sería esta: destrucción masiva o pérdida de ecosistemas de un determinado territorio, ya sea debido a la acción del ser humano o a otras causas, en tal medida que se reduce de forma importante el disfrute pacífico de los habitantes de dicho territorio. 

Hacia la transición verde.

Este reinicio legislativo podría permitir que se activaran otro tipo de inversiones que fomenten la urgentísima transición energética en Europa. Los focos contaminantes de la industria se irán abandonando poco a poco y los trabajadores que queden en situación de desempleo se podrán ir adaptando a nuevos puestos de trabajo dentro de un nuevo mercado y una nueva economía más justa y sostenible. La industria debe iniciar una reconversión hacia un modelo que proteja y respete el medio ambiente y la salud de los ciudadanos. Para evitar que aquellas empresas acusadas de Ecocidio busquen deslocalizar su producción, se prohibirá la comercialización e importación en territorio europeo de aquellos productos provenientes de un Ecocidio. Por otra parte, y al tratarse de una propuesta ciudadana, los lobbies que hacen y deshacen en el Parlamento Europeo quedarán bloqueados. Es una gran oportunidad de cambiar una reglas que, tal y como están actualmente, son verdaderamente nocivas para la naturaleza y para la humanidad.

Erradicating Ecocide

End Ecocide

 

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.