2014, año de la agricultura familiar

2014, año de la agricultura familiar

- in Permacultura
1915
0
La agricultura familiar es el pilar de la soberanía alimentaria

La Organización de las Naciones Unidas ha declarado 2014 el año de la agricultura familiar. Erradicar la pobreza, lograr la seguridad alimentaria y luchar contra el cambio climático son los retos a los que se enfrenta la humanidad y las claves para el futuro del planeta. Si existe una herramienta que ayude a lograr estos objetivos, esa es la agricultura familiar o de supervivencia. Esta práctica, que en épocas de bonanza económica suele relegarse al olvido, vuelve siempre que las crisis ponen en evidencia un sistema demasiado frágil. Actualmente el 80% de los alimentos que se consumen en todo el mundo proviene de este tipo de agricultura respetuosa con el medio ambiente. La agricultura familiar la practican aproximadamente doscientos sesenta millones de personas en el mundo entero.
Agricultura familiar porque la familia es el centro de producción, quien toma las decisiones en lo referente a la organización del trabajo, de los productos que se quieren cultivar y la que proporciona los medios para lograrlo. El trabajo diario lo realizan miembros de la familia, aunque, dependiendo del tamaño de las explotaciones o en función de la estación, se puede emplear mano de obra de fuera. En países como Brasil y en Mali, la agricultura familiar está incluso regulada por su propia legislación.

Muchas familias consumen todo lo que producen, mientras que otras destinan sus productos al mercado exterior. La agricultura familiar es un pilar imprescindible para alimentar a una gran parte del mundo. La localización y la intensidad de la producción no dependen de los caprichos del mercado ni de la especulación, por lo que presta mucha más atención a los aspectos medioambientales que la agricultura industrial e intensiva, que sí se encuentra condicionada por los mercados. La agricultura familiar es justo lo opuesto a la agricultura industrial, basada esta última en el empleo de trabajadores y gestionada por accionistas o propietarios que no trabajan el campo. Las explotaciones familiares son en muchas ocasiones más productivas que las industriales y, por norma general, también son mucho más respetuosas con el medio ambiente y la biodiversidad.

La agricultura familiar fomenta la conservación de las especies locales y extrema el cuidado de la tierra de la que depende la subsistencia de la familia. Al contrario que la agricultura industrial, que busca el beneficio a corto plazo por encima de todo el resto de aspectos, la agricultura familiar se fundamenta en garantizar el sustento de la familia con una visión sostenible del futuro. Basada en conocimientos adquiridos durante siglos, la agricultura familiar consigue formidables resultados sin apenas usar productos químicos y con el mínimo consumo de agua.

Relacionar la agricultura familiar con la extrema pobreza no es siempre acertado. Países como China y Corea del Sur se basaron en el desarrollo de una agricultura familiar próspera y dinámica. En los países del sur, el desarrollo de este tipo de agricultura de bajo impacto puede suponer un enorme alivio para el desempleo y una mejora de la calidad de vida de muchas personas. En Brasil, según un estudio de 2006, la agricultura familiar sólo utiliza un cuarto de la superficie agrícola total y sin embargo emplea tres cuartas partes de la mano de obra agrícola.

Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.