2011 según Sharon Astyk

2011 según Sharon Astyk

- in Noticias
1725
0

Ya no podemos hablar del cambio climático y del peak oil como parte del futuro. Estamos viviendo estos efectos, y nos toca aceptar el agotamiento de recursos y aún así encontrar la forma de vivir una vida plena y satisfactoria para nosotros y los que están por venir. Sharon Astyk es autora de diversos libros: “Agotamiento y Abundancia” (Depletion and Abundance), que explora la forma en que podemos vivir una buena vida en tiempos difíciles; “Una nación de Granjeros” (A Nation of Farmers), que analiza la situación actual de los alimentos y ofrece pasos para crear una seguridad alimentaria responsable; “Días de Independencia” (Independence Days), que explora la relación entre el almacenamiento de alimentos y la conservación de los mismos.

El conjunto de crisis que estamos viviendo en la actualidad deben entenderse como un todo. El problema no es solamente la economía, o solamente el consumo energético, o solamente el calentamiento global. El problema es mucho más grave e incluye todos estos aspectos. En su blog Casaubon’s Book la escritora, madre de cuatro hijos y granjera Sharon Astyk intenta buscar respuestas a través de sus experiencias cotidianas en su granja de 27 acres, en el estado de Nueva York. Sharon Astyk, que también es colaboradora en la revista Peak Oil Review, el año pasado hizo públicas una serie de previsiones muy acertadas sobre lo que ocurriría durante 2010.

Este año, inspirada en las diversas entrevistas que realizó con expertos en la materia, vuelve a hacer públicas sus predicciones para el año que acaba de empezar.

A no ser que reaccionemos de forma inteligente y rápida, creo que 2011 sentará las bases para una serie de conflictos y batallas: 1. En primer lugar, reitero lo que ya predije en el Peak Oil Review: creo que 2011 es el año en el que volverá la crisis alimentaria. Ya podemos advertir las señales y creo que el número de personas que sufren hambre en el mundo volverá a aumentar para superar los mil millones. Los precios de la energía y los alimentos continuarán estando estrechamente relacionados. Ambos serán cada vez menos asequibles para gran parte de la población del mundo, que incluirá a los más pobres de EEUU y la clase media de Europa. Los alimentos formarán una parte importante de la urgencia de nuestra crisis energética y ecológica.

2. 2011 será el año en el que gran parte de los sectores públicos y el gobierno estadounidenses comiencen a tomarse en serio el problema del peak oil o cénit del petróleo. Esta noticia, que en principio puede parecer positiva, lo será en el caso de que los sectores que se lo tomen en serio sean los adecuados. 3. Las restricciones a la exportación de trigo de Rusia y la extracción de minerales raros en el mundo entero por parte de China, junto con la codicia internacional de las tierras de cultivo se traducen en una toma de conciencia global sobre la limitación de los recursos del planeta. Además, supone reconocer que para asegurar los alimentos de nuestros hijos seguramente estamos privando a otros de los mismos. Esto, a no ser que mejore la moral, lo que es improbable, nos conducirá a un agravamiento de los conflictos internacionales. 4. Emergencia de un mercado “caqui” (mezcla del verde con el negro) de alimentos, productos de segunda mano y otros materiales, como respuesta al incremento del control sobre la producción a pequeña escala. Los productores de alimentos a pequeña escala se negarán a someterse a la legislación. Se desarrollará y expandirá la economía informal, haciendo el vacío a una legislación creada para arruinarla.

Debido a que la subsistencia de muchas personas depende de este mercado “caqui”, también se producirá un aumento de los conflictos relacionados con este aspecto. 5. Va a aumentar la actual tendencia de consolidación familiar y entre amigos. Esto es debido al aumento de la edad media de la población, al aumento del desempleo, en especial entre los jóvenes, y a una desestigmatización de la prolongación de la vida en familia. Este dato, positivo para las economías domésticas, empeorará aún más el mercado de la vivienda. 6. Las pequeñas granjas domésticas, consistentes en la producción de productos lácteos y huevos a pequeña escala, estarán muy presentes. 7. El debate sobre el cambio climático dejará de centrarse en la reducción de emisiones de CO2 para concentrarse en los efectos de adaptación al mismo. El hecho de darnos cuenta de la limitación de nuestros recursos propiciará un cambio en el debate y unirá a los que luchan contra los efectos del cambio climático con los que lo hacen para sobrevivir al peak oil o cénit del petróleo. 8. Algún representante del peak oil va a hacerse muy famoso. Un movimiento toma forma en el imaginario colectivo cuando pueden pensar en una persona que lo representa. Este alguien saldrá a la luz en 2011. 9. Algún accidente demostrará a la opinión pública la importancia real del petróleo y de nuestra dependencia de él. El público en general quedará horrorizado ante la fragilidad de nuestras vidas sin el petróleo, pero las conclusiones extraídas de la experiencia no durarán mucho tiempo. 10. La atención, centrada en esta crisis, hará que surjan nuevas energías y que se invierta más tiempo y dinero en la resolución de estos problemas.

Sharon Astyk es escritora, autora de diversos libros y prolífica bloguera.

Más predicciones 2011 publicadas en la revista Energy Bulletin.

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.