1% for the Planet, ejemplo de solidaridad empresarial

1% for the Planet, ejemplo de solidaridad empresarial

- in Noticias
2218
0

La crisis ecológica es de una enorme magnitud y su solución no pasa solamente por cambiar las bombillas de nuestra casa, sino que todos los componentes del sistema económico deben aportar su granito de arena en la lucha contra el cambio climático. Los miembros de 1% for the Planet (1% para el Planeta), una alianza internacional de empresas que colaboran con la conservación del medioambiente, reconocen que la industria y la ecología están íntimamente ligadas y la una no puede existir sin la otra.

1% for the Planet es una alianza de empresas que colaboran económicamente con la protección del medioambiente. 1% for the Planet fue creada por dos importantes hombres de negocios que se dieron cuenta de la importancia de proteger los recursos naturales de los que se alimentaba su negocio: Yvon Chouinard, polifacético hombre de negocios y activista por el medioambiente, fundador de Patagonia, comenzó en 1950 a diseñar equipamiento de deportes de montaña.

Una vez fundado su hoy próspero negocio, cuyos comienzos fueron la venta de productos por catálogo, pronto tomó conciencia de la importancia de reducir su impacto medioambiental. Craig Mathews, antiguo policía jefe de la comunidad de West Yellowstone, en Montana (EEUU) y actual propietario y fundador de la distribuidora de aparejos de pesca Blue Ribbon Flies, comenzó a donar el 2% de sus ventas a las organizaciones locales sin ánimo de lucro dedicadas a la protección del medioambiente. Blue Ribbon Flies ha sido galardonado con varios premios medioambientales, entre otras actividades por su tarea de protección del hábitat de la trucha salvaje, así como por la defensa del ecosistema de Yellowstone. En el año 2001, ambos empresarios decidieron unirse para tratar de convencer al sector empresarial de la necesidad de donar un porcentaje de sus ventas a organizaciones de conservación del medioambiente. De esta manera nació 1% for the Planet, cuyos miembros donan el 1% de sus ventas a las organizaciones medioambientales adscritas a la red. Durante la fiesta de inauguración, que tuvo lugar en 2002 en la tienda de Patagonia de San Francisco, California, veintiuna empresas se inscribieron a la iniciativa, que hoy cuenta con más de 700 miembros. En 2004, Jack Johnson y su discográfica se asociaron a la iniciativa y en 2005 lanzaron el disco In Between Dreams, que colaboró con la enorme difusión de la organización al colocar el logotipo de la misma en la carátula.

Desde el año 2002, 1% for the Planet lleva incitando a los miembros de la comunidad empresarial a que contribuyan con un 1% de sus ventas con las organizaciones de protección del medioambiente del mundo entero. A cambio, esta alianza cada vez mayor ofrece la oportunidad de dar un valor añadido a la empresa en una época en la que se registra un enorme aumento en la demanda de productos y servicios respetuosos con el medioambiente. 1% cuenta también con una tienda online en la que distribuyen productos con el sello 1%.

Las empresas que se incorporan a la red 1% eligen a qué organización de protección del medioambiente desean donar el 1% de sus ventas. Una vez realizada la donación la organización les otorga la debida certificación y un logotipo para que lo incorporen a su producto o servicio.

0 Comments

  1. Estamos tratando de iniciar un movimiento verde productor y consumidos en Guatemala ¿pueden ayudarnos?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.