Suiza: agua mejor que gas

Suiza: agua mejor que gas

- in Tecnologia
1319
0

En Suiza se está debatiendo la conveniencia de extraer gas mediante el método del fracking con el objetivo de ganar independencia energética y solventar así las necesidades energéticas internas. Entre partidarios y contrarios se mantuvo un debate abierto en el que se pusieron sobre la mesa los pros y los contras de llevar a cabo la extracción. Los favorables a la explotación de los yacimientos de gas argumentan lo de siempre, es decir, por qué tener que depender del gas de Ucrania con todo lo que conlleva dicha dependencia si podemos obtenerlo en nuestro propio territorio, por qué no poder hacerlo debido a una hipótesis que seguramente no se cumplirá. Los ecologistas, por su lado, temen por las aguas subterráneas de aquellos lugares en los que se practique el fracking, que, en el caso de la región de Neuchatel, alimentan al 70% de la población del cantón suizo.

El fracking contamina el agua y el aire

Finalmente, la presión argumental de los ecologistas venció y el parlamento adoptó una moratoria de diez años para cualquier extracción de hidrocarburos mediante perforación en el país (cinco más de lo previsto).

Al menos durante diez años, las aguas subterráneas de las Gargantas de l’Areuse, en la región de Neuchatel, y que alimentan al 70% de la población, seguirán a salvo de la contaminación química que provoca la extracción de gas de roca mediante perforaciones de diverso tipo pero todas muy peligrosas para el medio ambiente. Además, el impacto medioambiental de dichas extracciones resulta altamente preocupante. Tal y como manifestó el portavoz del grupo ecologista suizo “PopVertsSol”, “la cuestión no es saber si queremos o no queremos gas, si no qué valor otorgamos a nuestra reserva de agua.

La extracción de hidrocarburos no tiene un cuadro reglamentario adaptado y, en numerosas ocasiones los responsables políticos se quedan sin argumentos cuando se trata de garantizar la inocuidad de un método de dudosa eficiencia.

Por norma general, las empresas capacitadas para llevar a cabo este tipo de trabajos, nunca aportan garantías suficientes y sus informes sobre el impacto medioambiental resultan poco rigurosos y convincentes.

Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.