Saber alimentarse: avena, el cereal mágico

Saber alimentarse: avena, el cereal mágico

- in Alimentacion
1972
0
Alimentarse inteligentemente es comer avena

Desde hace unos años la avena sigue ganando popularidad y su consumo aumenta. Su proteína está catalogada como de muy buena calidad debido a que contiene varios aminoácidos esenciales. Para alimentarse inteligentemente nada mejor que incluir avena en nuestro día a día.

Tanto el copo como el salvado de avena son excelentes fuentes de fósforo, manganeso, magnesio, hierro, selenio y vitamina B1.

La avena es un cereal mágico

La avena presenta una ventaja sobre el resto de cereales: su contenido en fibras solubles, especialmente importante para reducir el riesgo de padecer enfermedades coronarias. De todos los cereales, la avena es la que contiene más lípidos, especialmente los ácidos grasos insaturados.

Los cereales son muy importantes en una alimentación sana y deben ocupar más de la mitad de nuestra dieta,  junto a la fruta y las legumbres. Es importante que los cereales que consumamos sean “enteros” o integrales y por supuesto ecológicos.

Consumir cereales integrales reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad. Los cereales contienen fibra, antioxidantes, vitaminas y minerales. Es la sinergia entre todos estos componentes, presentes en los granos integrales, la responsable de estos beneficios para la salud.

Los alimentos a base de avena han sido objeto de múltiples investigaciones, especialmente debido a su contenido en beta glucano, una fibra soluble presente en gran cantidad en este cereal. Las fibras solubles facilitan la excreción fecal del colesterol y disminuyen su producción en el hígado.

Avena, un cereal para alimentarse de forma sana y barata

Una alimentación rica en fibra soluble puede contribuir de igual manera a normalizar el índice sanguíneo de glucosa y de insulina, hecho que ayuda a tratar enfermedades cardiovasculares y la diabetes tipo 2.

La avena contiene una gran proporción de fibras solubles e insolubles, lo que le confiere unos efectos muy benéficos para el sistema digestivo. Las fibras ayudan a normalizar el tránsito intestinal y aportan muy rápidamente una sensación de saciedad.

 

Debido a que la proteína de la avena contiene varios aminoácidos esenciales, es considerada como de muy alta calidad.

Pero la avena contiene también:

  • Fósforo (importante para la salud de huesos y dientes).
  • Manganeso (importante para neutralizar los radicales libres presentes en el organismo).
  • Magnesio (participa en el desarrollo de huesos, la construcción de proteínas, en reacciones enzimáticas, en la contracción muscular, en la salud de los dientes y en el funcionamiento del sistema inmunitario).
  • Hierro (entre otras funciones, el hierro resulta esencial para el transporte de oxígeno y la formación de glóbulos rojos en la sangre).
  • Selenio (trabaja junto a uno de las principales enzimas antioxidantes previniendo la formación de radicales libres en el organismo).
  • Vitamina B1 (también llamada tiamina, forma parte de un coenzima necesario para la producción de energía, especialmente a partir de los glúcidos que ingerimos. La vitamina B1 ayuda a un crecimiento normal).
  • Zinc (participa en las reacciones inmunitarias, en la fabricación del material genético, en la percepción del gusto, en la cicatrización de heridas y ten el desarrollo del feto).
  • Cobre (necesario en la formación de la hemoglobina y el colágeno, proteína que ayuda en la estructura y la reparación de tejidos).
  • Ácido pantoténico (vitamina B5, participa en la buena utilización por parte del organismo de la energía que nos aportan los alimentos que ingerimos).e

 

La avena, un complemento ideal para llevar una alimentación sana sin tener que gastar mucho dinero. La avena regula el organismo y hace perder o ganar peso dependiendo de las necesidades. Alimentarse de forma inteligente es saber elegir los alimentos que se consumen pero también ser consciente de muchos que deben evitarse.

 

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.