Saber alimentarse, elegir los alimentos adecuados

Saber alimentarse, elegir los alimentos adecuados

- in Alimentacion
1896
0
Saber elegir los alimentos es la mejor garantía para gozar de buena salud

Los alimentos que encontramos habitualmente en los supermercados ya no contienen los nutrientes de antaño. No sólo el sabor y la textura son muy diferentes, si no que su poder nutritivo ha disminuido considerablemente.

Desde 1997 hasta 2015 se publicaron algunos estudios en Canadá, EEUU y Gran Bretaña que desvelaban la caída en picado de la concentración de nutrientes en nuestros alimentos cotidianos.

 

La mayoría de alimentos que encontramos en las baldas de los supermercados  contienen la llamada caloría vacía, rica en grasas, dulce pero del todo inútil para la salud. Incluso aquellos alimentos que se venden como ricos en vitamina A y C, en proteínas, fósforo, calcio, hierro y otros minerales y oligoelementos, en medio siglo han visto como se reducía su poder nutritivo hasta dejarlos prácticamente insustanciales.

Los alimentos actuales han perdido mucho poder nutritivo

Para volver a encontrar las propiedades nutritivas de muchos alimentos deberíamos comer grandes cantidades de los mismos. Desde 1950 hasta hoy en día, la pobreza nutritiva de los alimentos se ha desplomado de forma alarmante.

Cuando antiguamente alguien comía una manzana, cada bocado eran 400 mg de vitamina C, imprescindible para mantener en buen estado la piel y los huesos.

Según los expertos, las manzanas estándar que nos venden en las grandes superficies a precios irresistibles no alcanzan los 4 mg de vitamina C cada una.

No sólo manzanas, también naranjas, peras o melocotones cultivados de forma industrial en tierras empapadas de química, no son hoy en día ni la sombra nutricional de lo que eran.

Saber elegir los alimentos

Ir de compras se ha convertido en una actividad muy importante para la salud y el medio ambiente. Antes de adquirir un producto conviene preguntarse si es o no ecológico, si se ha cultivado en la zona o viene de la otra parte del mundo, cómo y quién lo produce, etc etc.

Si el productor o el comerciante no sabe responder a las preguntas es mejor seguir buscando. Si en el barrio existe una cooperativa de consumo agro ecológico, sin duda es la mejor opción.

Es importante que nos impliquemos como consumidores ya que nuestra crítica y demanda propiciará un cambio de actitud en los productores y distribuidores. No someterse a la dictadura del precio y no adquirir ningún producto exclusivamente por su bajo coste. Un consumidor responsable y consciente es la mejor garantía para operar un cambio en un sector de vital importancia para los ciudadanos.

Alimentos embalados con excesivo plástico y pocos nutrientes

Algunos consejos para realizar una compra responsable y alimentarse de forma inteligente
  • Elegir siempre productos de temporada frescos y si es posible producidos en el área donde se vive. Mejor consumir el producto fresco y crudo, de esta forma las frutas y verduras conservan sus propiedades intactas.
  • Siempre que sea posible, adquirir productos ecológicos y evitar así la ingesta de moléculas químicas que conforman un cóctel en el organismo cuyos efectos son muy difíciles de diagnosticar.
  • Evitar consumir cualquier producto que haya sido producido con OGM. Si se consume carne es muy importante saber cómo se alimentaron los animales y evitar los organismos genéticamente modificados, habituales en los establos industriales.
  • En caso de problemas de colon irritable, elegir frutas de fibra suave como los plátanos,las peras o la manzana. Evitar naranjas, pomelos y piña, cuyas fibras son demasiado agresivas.
  • Consumir entre 4 y 6 piezas de fruta por día (se pueden tomar en forma de jugo extraído en frío por un extractor).
  • Consumir ensaladas verdes con mezcla de verduras de colores varios: lechuga, que posee un elemento anti envejecimiento, la luteína, esencial para el mantenimiento de la retina. Los tomates frescos que contienen licopeno, potente antioxidante anti cancerígeno. Añadir a la ensalada perejil con sus vitaminas y minerales como el calcio,y el magnésio y aguacates,  con sus excelentes ácidos grasos, fibras, vitaminas C, B (B1 y B6), A, E y K.
  • Tomar legumbres como lentejas, garbanzos y alubias, plenas de fibras y numerosas vitaminas además de fitohormonas.

 

Más información

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.