Pesticidas: la industria se enriquece, nuestros niños enferman

Pesticidas: la industria se enriquece, nuestros niños enferman

- in Salud
4098
0
pesticidas: un negocio y un veneno

Son invisibles pero están en todos lados, en los alimentos que comenos , en el agua que bebemos, en el aire que respiramos y nuestros niños están en primera línea.

Muchos tipos de pesticidas catalogados como cancerígenos se siguen vendiendo en Europa y acaban entrando en la cadena alimentaria. Esta contaminación invisible se ha dencunciado en innumerables ocasiones y muchas organizaciones llevan años trabajando para erradicar del mercado estas sustancias venenosas que ponen en peligro la salud pública, especialmente la de los más pequeños y desde que se encuentran en el vientre de sus madres.

Los pesticidas afectan al feto en el vientre de la madre

En el mercado podemos encontrar muchos productos químicos etiquetados con una advertencia: mantener fuera del alcance de los niños. Estos productos los guardamos siempre en lo más alto de los armarios o trasteros para que los más pequeños no puedan alcanzarlos.

Pero los pesticidas, que numerosos estudios demostraron que perturban el crecimiento de los niños (entre otros daños), no están a nuestro alcance y por lo tanto no podemos esconderlos. Los pesticidas están en todos lados: fruta y verdura, agua, pescado, en las moquetas, en el polvo y en los jardines donde juegan habitualmente los pequeños.

Comemos pesticidas, bebemos pesticidas y respiramos pesticidas. Estas sustancias químicas usadas en la agricultura convencional  están enriqueciendo a los grandes de la industria agroquímica mientras ponen en peligro la salud pública.

Los pesticidas aparecen en el agua, el aire y en muchos alimentos

Un reciente documental emitido en la cadena de televisión francesa France 2 muestra de forma clara y contundente el mundillo de los pesticidas y todo lo que rodea a un enorme negocio creado por 6 multinacionales (Basf, Syngenta, DuPont,Monsanto, Dow y Bayer) amparadas por la complicidad de los responsable políticos.

En el reportaje de France 2, aparece la campiña californiana en Estados Unidos y,  en medio de limoneros, podemos ver a los obreros agrícolas mexicanos y sus familias,. Estos trabajadores respiran cotidianamente una sustancia llamada clorpirifos, prohibida en Francia.

De las ocho mujeres embarazadas, seis que trabajan en los campos conmigo han parido un niño autista, igual que mi hijo” , testifica una trabajadora mexicana. (saber más sobre el clorpirifos)

 

Cada ciudadano europeo ingiere aproximadamente 300 gramos de pesticidas al año. El 50% de los alimentos que se consumen regularmente (frutas, cereales, verduras) contienen residuos de un pesticida y un 25% de dichos alimentos están contaminados por varios sustancias químicas. Consumir local y ecológico es la única garantía que posee el consumidor para evitar este cóctel químico y sus consecuencias sobre la salud.
Más información

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.