El aluminio, un enemigo cotidiano para tu salud

El aluminio, un enemigo cotidiano para tu salud

- in Alimentacion, Salud
1293
0
Se usa para muchas aplicaciones pero el aluminio es dañino

El aluminio es un neurotóxico y está presente en una gran cantidad de alimentos y productos de higiene. A través de la sangre, el aluminio alcanza el cerebro y acelera su envejecimiento.

Este metal, cuyo uso es muy variado,  ataca al sistema nervioso y lo destruye, por ello es el causante de demencias y alteraciones neurológicas varias.

Utilizad papel vegetal en lugar de papel de aluminio

Para comenzar a eliminar este metal dañino de nuestra vida lo primero es suprimir el uso de papel de aluminio como conservador de alimentos.

Este papel, al entrar en contacto con los productos alimentarios, puede contaminarlos con finas partículas que acaban en nuestro organismo almacenadas en el hígado.

Mucho cuidado con los embalajes de muchos alimentos, privilegiar el papel o cualquier tipo de envoltorio vegetal.

Recientes estudios demostraron la relación entre el aluminio y las enfermedades del tubo digestivo ya que está demostrado que propicia la inflamación del intestino y aumenta la sensibilidad al dolor.

Hay que prestar atención especialmente a aquellos alimentos que lo contienen y que no podemos percibir: pan blanco, repostería industrial, pan de molde industrial, charcutería y platos preparados.

Siempre que en la composición de un producto intervenga la levadura, los antiaglomerantes y colorantes, podemos asegurar que el producto elaborado contiene aluminio.

el-aluminio-dentro

Los siguientes aditivos lo contienen:

  • E173, un colorante alimentario
  • E520-E521-E522_E523, encontramos estos aditivos comúnmente en los platos precocinados.
  • E554-E555-E556-E529, en la leche en polvo, la sal, el azúcar, el cacao y en ciertos tipos de queso, en el arroz y la charcutería.
  • E541, en la bollería industrial, en el pan y en los biscuits. (siempre productos industriales).

También lo encontramos:

  • En el agua potable también es habitual encontrarlo debido a que se le añade sulfato de aluminio para hacerla más cristalina y brillante. Se recomienda consultar en el ayuntamiento y tener claro qué tipo de agua estamos consumiento cuando abrimos el grifo.
  • El cacao y sus derivados forman parte de los alimentos cuyo contenido en aluminio es mayor.
  • Se aconseja también no utilizar utensilios de cocina de aluminio, sobre todo sartenes o pucheros en los que se llevan a cabo cocciones largas a alta temperatura.
  • Muchos medicamentos que en teoría eliminan la acidez estomacal contienen este peligroso metal y se desaconseja su uso.
  • Muchas vacunas también contienen este metal de nefastos efectos sobre la salud (conviene informarse siempre).
  • La cosmética, fuente muy importante de aluminio, sobre todo las cremas y los desodorantes, especialmente los antitranspirantes. Conviene por lo tanto pasarse a la cosmética ecológica, libre de silicato de aluminio.

 

Saber más

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El diseño contemporáneo con la tradición oral

Los refrigeradores son, hoy en día, el lugar más utilizado para conservar frescos nuestros alimentos. Sin embargo, el hecho de que este electrodoméstico esté funcionando las veinticuatro horas del día hace de él un medio poco ecológico y nos obliga a preguntarnos cómo se hacía antiguamente para mantener los alimentos en buen estado y si no existe una forma de recuperar esas tradiciones para, si no librarnos completamente de él, al menos sí minimizar la utilización del refrigerador. La diseñadora coreana Jihyun Ryou, en su proyecto "Save Food from the Fridge", se dedicó a recabar información sobre las formas tradicionales de conservar los alimentos. Esta información, transmitida por lo general mediante la tradición oral y recogida por Jihyun Ryou de la gente mayor, los agricultores y cualquiera que estuviera interesado en la materia, ha sido trasladada por ella al plano del diseño contemporáneo mediante una serie de baldas que no solamente son hermosos motivos decorativos, sino que mantienen los alimentos frescos sin utilizar energía.