Cosméticos sin ley, una amenaza para la salud

Cosméticos sin ley, una amenaza para la salud

- in Salud
334
0
Los cosméticos industriales se fabrican con numerosos tóxicos

Los cosméticos industriales, en venta en farmácias y centros comerciales están en el punto de mira en Francia.

La asociación para la defensa del consumidor “UFC Que Elegir”, anunció recientemente haber encontrado 23 productos cosméticos comercializados que contenían sustancias rigurosamente prohibidas que dañan la salud.

Desodorantes, cremas, jabones; en una investigación que analizó 1.000 productos cosméticos se descubrieron “cócteles explosivos” en determinados artículos debido a la acumulación de perturbadores endocrinos.

La mayoría de cosméticos utilizan sustancias tóxicas

En muchos productos para bebés también se descubrieron sustancias altamente peligrosas.

En 23 de los productos investigados se encontraron sustancias prohibidas.

Los riesgos de la exposición a los ftalatos que se encuentran comunmente en los pintauñas, lacas, perfumes y en las cremas corporales, son múltiples: alteración de la reproducción en las mujeres, alteraciones de comportamiento, hiperactividad, etc.

También se descubrió la relación entre la exposición a ciertos ftalatos y una reducción del pico de testosterona en los hombres.

La UFC destaca especialmente que la mayoría de productos para el cabello, sobre todo para cabellos rizados y voluminosos, contenían sustancias cuya comercialización esta rigurosamente prohibida.

Bebés y mujeres embarazadas principales víctimas de los cosméticos industriales

Los niños y las mujeres embarazadas son los colectivos más sensibles a estos cócteles tóxicos y deberían ser los primeros en tratar de evitarlos.

La contaminación a través de la piel es muy similar a la adquirida vía oral. Para evitar los problemas derivados de la exposición a este tipo de sustancias lo más indicado es reducir al máximo su uso y procurar utilizar productos ecológicos libres de tóxicos.

 

Los bebés los principales afectados por la química tóxica.

La asociación de consumidores francesa lanza una alarma especial sobre el Mitosyl, pomada destinada a curar el eritema de nalgas en los bebés y que contiene un perturbador endocrino de los más preocupantes, el hidroxibutilanisol, BHA por sus siglas en inglés.

Este perturbador endocrino, al mezclarse con la lanolina, aumenta el riesgo de desarrollar eczema.

La asociación advierte también que en muchos productos para niños se encontró Metilisotiazolinona (MIT), conservante con actividad biocida que puede causar verdaderos problemas sobre la  piel de los bebés.

En un comunicado, “UFC Que elegir” exige a la Comisión Europea que publique una ambiciosa lista de perturbadores endocrinos incluyendo los ingredientes sospechosos.

Los perturbadores endocrinos son sustancias cuyos efectos indeseables hacen que su comercialización sea un error y su prohibición un asunto de salud publica.

La mejor alternativa a la industria son los cosméticos ecológicos

Alternativas.

Existen alternativas que hay que tener en cuenta, sobre todo cuando se trata de productos para bebés.

Los más pequeños son los más sensibles a todo tipo de sustacias químicas y para ellos vale la pena buscar siempre una alternativa que no suponga exponerlos a sustancias y moléculas que pueden hacerles mucho daño.

Por ello recomendamos:

  • Para la higiene del bebé utilizar un jabón elaborado en frío sin aceites esenciales.
  • Para su hidratación, utilizar un poco de aceite de caléndula ecológico que incluso puede aplicarse sobre la cara.
  • Como sustituto de las toallitas húmedas de usar y tirar, empapadas de fenoxietanol, utilizar toallitas lavables ecológicas.

Fuente

UFC Que choisir

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

Ciudad 30, ciudad para vivir

Las calles de una ciudad no deben verse como vías para los automóviles. No se debe aplicar el mismo código de circulación para una carretera nacional que para una calle del centro de una ciudad o un pueblo. Es necesario elaborar un código que proteja del tráfico a los más vulnerables y que privilegie el desarrollo de otros medios de transporte en las ciudades. El tráfico en pueblos y ciudades debe ser regulado para reducir la contaminación y hacer de los barrios y centros urbanos lugares más habitables.