Copenhague 1.0, una propuesta alternativa

Copenhague 1.0, una propuesta alternativa

- in Curiosidades
1560
0

Faltan seis meses para que comiencen las negociaciones más importantes y quizás determinantes sobre el cambio climático en Copenhague. Varias ONGs medioambientales han elaborado un texto en el que aportan soluciones con vista a obtener un acuerdo necesario. Se trata de un proyecto ambicioso aunque realista de lo que, según dichas organizaciones, debería ser el acuerdo final.

El documento creado por las organizaciones de protección del medioambiente lleva por título “Tratado sobre el Clima. Copenhague 1.0” y es un borrador de lo que, según ellas, debería ser el futuro acuerdo.

Su objetivo es animar y provocar a los diferentes actores que intervendrán en las negociaciones de diciembre. El texto de Copenhague 1.0 lleva discutiéndose tres meses. En él han intervenido cinco ONGs (Germanwatch, WWF, Greenpeace, IndyACT y la fundación canadiense David Suzuki) y 48 científicos expertos en cuestiones medioambientales.

Según el grupo elaborador del texto, el nuevo tratado debe enmendar al de Kioto, debe ser auspiciado por la convención de la ONU sobre el clima y, finalmente, deberá ser ratificado por Estados Unidos. Mediante este texto que se podría denominar alternativo, las organizaciones medioambientales tratan de evitar la eterna confrontación entre países ricos y pobres acerca de la responsabilidad adquirida por los primeros, los cuales comenzaron a contaminar desde principios de la revolución industrial. Los países en vías de desarrollo o emergentes exigen un plazo más amplio por parte de los primeros para poder llevar a cabo de una forma más moderada la reducción de sus tasas de contaminación.

Si Estados Unidos se compromete a realizar un esfuerzo mayor del que hasta ahora han estado publicando los medios, Europa promete intensificar su esfuerzo para alcanzar una reducción de un 30% en sus emisiones.

Como solución a este eterno conflicto, el texto alternativo propone la creación de un presupuesto mundial de carbono para el año 2020 equivalente al del año 1990, es decir, de 31,6 gigatoneladas de CO2. Esta cantidad de emisiones, que no podrá superarse, deberá reducirse obligatoriamente a 7,2 gigatoneladas para el año 2050. Los países ricos deberán hacer un esfuerzo considerable e inmediato para no superar el presupuesto fijado.

En estos países se llevarán a cabo planes de acción “cero carbono”. Por su parte, los países en vías de desarrollo tendrán que aceptar dicho presupuesto y comenzar a reducir sus emisiones hasta 2020, para lo que tendrán que poner en marcha planes de acción de “bajo carbono”. Al mismo tiempo se propone la creación de un mecanismo financiero dotado de 160.000 millones de dólares americanos anuales de 2012 a 2017.

Este fondo correría a cargo de los países occidentales y sería supervisado por la ONU, que crearía un mercado para la venta del 10% de las cuotas de CO2 de los sectores aéreo y marino. La cita de Copenhague en diciembre de 2009 es crucial para encauzar la lucha contra el cambio climático.

Es imprescindible llegar a un acuerdo entre todos los países implicados, para lo que los países occidentales o ricos deberán asumir la necesidad de realizar mayores esfuerzos en la reducción de emisiones contaminantes. El Grupo Internacional de Expertos en el Cambio climático (GIEC) ha aportado cifras sobre las reducciones que debería alcanzar el mundo occidental, muy lejos de las que proponen los propios países.

Por ejemplo, Japón ha propuesto para 2020 un descenso de tan sólo un 15% de sus emisiones con respecto a las cifras de 2005, lo que representa un descenso de un 8% respecto a 1990. Las cifras de los científicos, como se puede apreciar, son siempre muy superiores a las que proponen las naciones según sus intereses económicos. El GIEC aconseja un descenso que oscila entre un 20 y un 40% para los países desarrollados.

Leer propuesta completa (inglés)

Página de la iniciativa

About the author

0 Comments

  1. Me interesa este documento para hacerlo del conocimiento de los negociadores de centroamerica y el caribe

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.