Cambio climático, cada día que pasa más caro

Cambio climático, cada día que pasa más caro

- in Noticias
1690
0
Los efectos del cambio climático serán cada vez más difíciles y caros de contrarestar

Garantizar la seguridad de las poblaciones ante la subida del nivel de los océanos, protegerlos de las inundaciones y de las sequías, financiar tanto las infraestructuras necesarias como la tecnología para lograr emitir menos CO2 a la atmósfera. Todas estas acciones y reformas saldrán muy caras de seguir los actuales planteamientos que no son más que pasividad encubierta por promesas incumplidas e improductivos pactos. La adaptación al cambio climático tiene un coste que el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) ha evaluado en varias ocasiones. Cada nuevo cálculo supone un aumento del gasto y, de no lograr frenar el aumento de la temperatura global de 2 grados, la suma se disparará a cifras muy preocupantes que llevarían a muchas naciones a la quiebra absoluta.

 

Las naciones más pobres se verán más afectadas debido a que los recursos financieros que estos países dedican al desarrollo deberán emplearse para financiar medidas de adaptación al cambio climático. En este sentido se hace urgente aumentar las ayudas financieras destinadas a la adaptación además de iniciar un plan global y solidario que rescate a millones de personas de la pobreza que generarán los efectos ya inevitables de este fenómeno producto de la actividad humana.

En su último informe, el PNUMA expone sus propuestas para lograr solucionar estos desequilibrios económicos que condenarían a muchos países al desastre. El organismo defiende la idea de llevar a cabo subastas internacionales de cuotas de emisiones, la aplicación de una tasa carbón a productos y servicios, impuestos sobre el transporte internacional y sobre las transacciones financieras. Según estimaciones del PNUMA, hasta 2050 se podrían recaudar entre 70 y 220 millardos de dólares.

Todas estas propuestas se plantearon en la pasada cumbre de Lima en la que los delegados de los países desarrollados, reincidiendo en errores pasados, incidieron sobre el aumento de las inversiones destinadas a lograr reducir las emisiones contaminantes y pasaron de puntillas sobre el asunto de la adaptación (tema clave según el propio PNUMA) por miedo a comprometerse a realizar mayores esfuerzos económicos en aquellos países más necesitados.

Por su parte, los países del sur exigen a los del norte que respeten su promesa de aportar 100.000 millones de dólares anuales hasta 2020.

Las conclusiones del informe no dejan lugar a dudas y afirman que la adaptación debe ser el punto más importante de un acuerdo a largo plazo que garantice las ayudas económicas hasta 2020 a aquellos países y zonas del planeta más necesitadas y más amenazadas por los efectos del cambio climático.

La próxima Cumbre sobre el Medio Ambiente (COP 21) que tendrá lugar en París este 2015 vuelve a ser uno de los eventos más importantes del año. Desde la Cumbre de Copenhague se han ido sucediendo las reuniones y las decepciones. A día de hoy, a parte de promesas, no hemos visto ningún resultado tangible de todas estas cumbres. Esta próxima debería ser determinante y los acuerdos que se consigan deben marcar un antes y un después en la lucha contra el cambio climático. El hombre espera, aplaza y posterga mientras la naturaleza se sigue degradando sin demora. 2014 mostró que el Cambio Climático es una realidad que afecta a millones de personas y pondrá en jaque a la humanidad entera de no tomarse medidas urgentes, eficaces y adecuadas que limiten sus efectos, los esfuerzos económicos destinados a combatirlo aumentarán cada día que pase mientras continúe la pasividad y el egoismo.

http://youtu.be/sF1uG4YU8IIPNUMA

Fuente

Foto portada

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.