Frenar el derroche de alimentos, combatir el hambre y el cambio climático

Frenar el derroche de alimentos, combatir el hambre y el cambio climático

- in Alimentacion
1863
0
El derroche alimentarios es una lacra económica y medioambiental

Reducir al máximo el derroche y el desperdicio de alimentos en todo el planeta ayudaría a frenar las emisiones de gas de efecto invernadero mientras combatiría el hambre que aumenta en el mundo.

Más de el 14% de las emisiones procedentes de la agricultura podrían evitarse hasta 2050 si se controlara la distribución y el uso de los alimentos, según el Postdam Institute for Climate Impact Research (PIK), ente alemán experto en cambio climático.

El derroche de alimentos son emisiones para nada

El informe del PIK concluye que la actividad agrícola es la mayor fuente de contaminación por gases de efecto invernadero, en 2010 su parte fue de un 20% del total de emisiones.

Evitando el derroche de alimentos se evitarían emisiones innecesarias y se mitigaría el cambio climático. El dato es sobrecogedor, entre un 30% y un 40% de los alimentos que se producen no son nunca consumidos debido a que se pierden en las propias plantaciones, en el proceso de cosecha y almacenamiento. El resto se desecha ya en el propio comercio (caducidad).

 

Los expertos disparan la alarma.

 

El problema tiende a agravarse, sobre todo debido a que potencias emergentes como China e India adoptan hábitos de consumo muy similares a los occidentales (es decir, los mismos que nos ha traído aquí). En efecto, en los últimos años  el consumo de carne y productos derivados aumentó considerablemente en estos dos países.

Por su parte, en los países ricos se tiende a consumir mucha más comida de lo que se aconseja para mantenerse sano. Además, los malos hábitos incluyen la capacidad para desprenderse de forma natural de productos perfectamente comestibles.

Mientras sigue el proceso de desarrollo de los países más pobres y la población mundial crece, las emisiones equivalentes de CO2  asociadas a la producción de alimentos pueden aumentar 0,5 (GT) giga-toneladas anualmente.

Hambre en el tercer mundo obesidad en países ricos

Contra el hambre.

Casi la mitad de los alimentos que se producen en el mundo son desechados y no llegan a consumirse.

Distribuyendo los excedentes mundiales  y contrarrestando el derroche y desperdicio de alimentos se puede frenar el hambre en muchas zonas del planeta. Lo lamentable es que, según constatan los expertos que elaboraron este estudio, la lucha contra el derroche alimentario no está de momento en la agenda de la mayoría de gobiernos.

 

No se produce según demanda.

 

Mientras la demanda per cápita de alimentos se ha mantenido prácticamente estable, la disponibilidad de alimentos creció de forma exponencial y las emisiones debidas a este exceso de producción aumentaron un 300% en las últimas cinco décadas.

Según afirma Andrew Steer, del World Resources Institute, “si los alimentos perdidos formaran un país, éste sería el tercer mayor contaminador del mundo”.

 

Fuente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.