La renta básica es una herramienta para erradicar la pobreza

La renta básica es una herramienta para erradicar la pobreza

- in Permacultura
1040
0

No es algo nuevo, no es un concepto moderno que emerja en estos tiempos, la idea de renta básica viene de mucho antes,  cuando ya en 1516  Tomás Moro habló de ella en su “Utopía. Una de sus finalidades es acabar con la pobreza y servir de instrumento capaz de cambiar el rumbo de la sociedad.

De carácter un tanto iconoclasta, la propuesta de otorgar a toda persona mayor de edad una cantidad mensual que cubra sus necesidades más básicas suscita extrañeza y desconfianza entre la población. Pero con el tiempo cada vez son más las voces en todo el mundo que la ven como una solución ante el panorama laboral y económico que se prevé.

Incondicional, universal y defensora del derecho a existir inherente a toda persona, la renta básica es una herramienta útil y eficaz para acabar con la pobreza.

Tres principios fundamentales de la renta básica universal.
  • Es individual y sólo se aplica a personas y no a familias
  • Es universal porque todo el mundo tiene derecho a percibirla
  • Es incondicional porque no requiere contrapartida.

Además, la renta básica simplificaría el sistema fiscal aglutinando todas las demás ayudas sociales, que no ayudan a quienes las reciben a salir de la pobreza,  en una única paga mensual.

La pobreza no es un accidente, es la consecuencia de la explotación del hombre por el hombre

Ninguna persona se vería obligada a vivir en condiciones indignas.

Además, la renta básica ayudaría a muchas personas a llevar a cabo transiciones hacia otros trabajos u otros campos profesionales. Las personas tendrían más oportunidades de trabajar en algo que desean y no en lo que se ven obligados a ejercer, la solidaridad social crecería enormemente y se dejaría de marginar a muchas personas que no tienen acceso a ningún tipo de ayuda.

Para sus defensores,  la renta básica es una renta legítima proveniente de la propiedad común de los bienes de la tierra.

En la era de la transición robótica y digital, las ganancias que genera el aumento de la productividad se deben repartir equitativamente entre los ciudadanos.

La renta básica ofrecería al conjunto de la sociedad un espacio de libertad independizándola de la dictadura que imparten los mercados y el consumismo.

La economía colaborativa crecería sin duda y conduciría a un tipo de sociedad más frugal en recursos, menos contaminante, más sostenible e igualitaria.

La renta básica no es un fin en sí mismo, si no que se puede convertir en una verdadera herramienta para mejorar la sociedad y la vida de los ciudadanos en muchos aspectos.

La renta básica es una herramienta de ingeniería social

¿Cómo se financia la renta básica?

Existen varias formas de financiar la renta básica. Hasta el momento, se han llevado a cabo experimentos en Catalunya y en Euskadi. Estas simulaciones demostraron que la gran mayoría de la población sale beneficiada.  Se trataría de realizar una reforma del IRPF para repartir mejor la riqueza general.

Evidentemente quienes más ganan son los que perderían un poco, pero la gran mayoría de la población activa saldría ganando. Por supuesto también ganarían las personas en exclusión social y los más pobres.

El debate está tomando cada vez más cuerpo y muchos intelectuales y expertos sociales expresan su adhesión. Es importante que las propuestas que se presenten expliquen detalladamente su modelo de financiación.

En estos momentos en Francia el debate se está abriendo seriamente a la opinión pública y son ya varios expertos que tratan de explicar su fórmula para lograr financiar la renta básica universal. Las pistas llevan casi siempre a la fiscalidad.

Otros preconizan la aplicación de impuestos especiales sobre los beneficios de las sociedades, sobre los dividendos accionariales e incluso imponer tasas sobre las herencias. Estos últimos basan su propuesta en una realidad: la economía digital remunera cada vez peor el trabajo si se compara con el capital.

La renta básica debería ser uno de los pilares en los que se asiente un cambio de rumbo que nos lleve a una sociedad mucho más justa y descarbonizada. La lucha contra el cambio climático obligará a las naciones a invertir grandes cantidades de dinero en la adecucación a sus inevitables efectos, lo cual empobrecerá a los ciudadanos. Además, la constante e imparable robotización del trabajo generará desempleo e incertidumbre.

Garantizar los derechos básicos de la población es factible, no es utópico,  su financiación tampoco debe suponer una traba.

Más información

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El diseño contemporáneo con la tradición oral

Los refrigeradores son, hoy en día, el lugar más utilizado para conservar frescos nuestros alimentos. Sin embargo, el hecho de que este electrodoméstico esté funcionando las veinticuatro horas del día hace de él un medio poco ecológico y nos obliga a preguntarnos cómo se hacía antiguamente para mantener los alimentos en buen estado y si no existe una forma de recuperar esas tradiciones para, si no librarnos completamente de él, al menos sí minimizar la utilización del refrigerador. La diseñadora coreana Jihyun Ryou, en su proyecto "Save Food from the Fridge", se dedicó a recabar información sobre las formas tradicionales de conservar los alimentos. Esta información, transmitida por lo general mediante la tradición oral y recogida por Jihyun Ryou de la gente mayor, los agricultores y cualquiera que estuviera interesado en la materia, ha sido trasladada por ella al plano del diseño contemporáneo mediante una serie de baldas que no solamente son hermosos motivos decorativos, sino que mantienen los alimentos frescos sin utilizar energía.